Características del comunismo

El comunismo es un sistema político y un modo de organización socioeconómico que se centra en eliminar las clases sociales, suprimir la propiedad privada y ordenar que los medios de producción estén a cargo del Estado para que distribuyan los bienes de manera equitativa. Esta doctrina fue formulada por Karl Marx en 1841, momento en el que decidió escribir obras acerca del comunismo, pero es cierto que hubo más representantes como Friedrich Engels y Mao Zedong.

Lo que plantea el comunismo es la destrucción democrática de las riquezas que están a mano de la sociedad burguesa, lo que conlleva a la eliminación de la misma para que la clase oprimida tenga la relevancia que se merece.

¿Quieres conocer las características del comunismo?

El comunismo promueve la formación de una sociedad sin clases sociales

Se fundamenta en la doctrina marxista

Karl Marx y Friedrich Engels son los ideólogos del comunismo y ellos escribieron el “Manifiesto Comunista” que se publicó en 1848, además el primero de ellos también escribió “El Capital”. A partir de los planteamientos expuestos en esos libros, comenzaron a surgir corrientes de pensamientos marxistas y regímenes políticos comunistas, por ejemplo en Cuba, Unión Soviética, China y Corea del Norte.

Teoría de la plusvalía

El concepto plusvalor es muy importante en el comunismo y se trata del excedente monetario originado por el trabajo humano presente en cualquier acción productiva. Se centra en mostrar la esencia de la explotación o acumulación capitalista, ya que el empleado cobra menos de lo que realmente produce.

Lucha de clases

Una de las características más conocidas es la lucha de clases, ya que el objetivo principal del comunismo es terminar con el sistema de clases que regía en la sociedad. A lo largo de la historia, la sociedad se ha dividido en opresores y oprimidos, siendo estos últimos los que no podían alcanzar nunca los puestos de poder.

Dictadura del proletariado

Esta característica va ligada con la anterior y deriva en la dictadura del proletariado que, según Karl Marx, se trata del estado intermedio entre la sociedad comunista y la capitalista. El apogeo de la sublevación obrera sería este estado, y sin tener en cuenta de qué forma se mire, comprende la división estatal de comunas, el cual se conoce como un sistema donde no hay líderes sino asambleas autosuficientes.

Eliminación de la propiedad privada

Para conseguir la igualdad social y el fin de la explotación, el comunismo plantea una teoría que puede dar con ello. Karl Marx apoya la eliminación de la propiedad privada de los medios de producción, lo que es igual al control de los empleados mediante el sindicato y las organizaciones colectivas. Si no hubiese propietarios, la explotación y la desigualdad no existirían.

Es anti-individualista

El comunismo se entiende como algo totalmente opuesto al individualismo al ser una característica del capitalismo.

Por eso todas las personas se ven como expresiones de su clase, siendo la clase proletaria la que se considera como una representación auténtica del pueblo. En este sentido, la auto-promoción social y la libertad económica individual no se ven bien.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *