Características de la monarquía parlamentaria

En los siglos XVIII y XIX ocurrieron una serie de revueltas en las que optaron por el predominio de la República parlamentaria o presidencial como estructura de los Estados. Sin embargo eso no hizo que posteriormente la monarquía, a veces parlamentaria, comenzara a prevalecer en unos 42 países según la ONU, siendo un estilo no muy habitual de conformar un Estado.

La monarquía parlamentaria es una forma de mandato democrático en el que el rey adquiere el puesto de la autoridad superior del Estado pero está bajo la orden de los poderes ejecutivos que es el presidente y el poder legislativo que es el parlamento.

En muchas de las monarquías parlamentarias el poder del rey está muy restringido y para saber más acerca de sus características sigue leyendo.

En la monarquía parlamentaria el rey cumple como jefe de Estado bajo el mando del poder legislativo y ejecutivo

Limitación del poder real

En la monarquía parlamentaria el gobierno y la asamblea legislativa tienen la capacidad de dirigir al Estado, con lo que el rey si que puede proponer distintas leyes pero es el parlamento quien va a determinar su valoración y su consecuente asentamiento. Entonces esto repercute en:

  • El descenso del poder real y el aumento del parlamento.
  • La persona que dirige un departamento y su consejo de ministros se separan del rey para poder analizar las competencias gubernamentales, teniendo en cuenta una mayor vinculación con el poder legislativo.
  • El primer ministro se transforma en el que preside y gobierna el consejo de ministros y el rey se convierte en el jefe de Estado.

Estructura de la familia real

La corona está formada por un rey y una reina que a su vez pueden tener hijos o no, sin olvidar que dentro de este término también se incluye a los servidores y otros empleados que prestan sus servicios reales a los miembros de la realeza. De este modo, sobre todos estos se destina al año un importe para poder mantenerlos, en el cual se detallan diferentes partidas.

Tipo de mandato

Al igual que en las demás monarquías en esta el rey también cumple con un mandato vitalicio, esto quiere decir que tiene que cumplir con sus funciones desde su proclamación hasta el final de la vida o hasta que no tenga la suficiente capacidad física o mental. Se trata por tanto de un cargo que perdura con el pasar del tiempo, independientemente de circunstancias de ámbito tanto interno como externo.

Derechos del rey

El rey es una persona importante dentro del país y tiene la cualidad de estar libre de varias penas o cargos, por eso su reputación y su vida deben estar preservados y él junto a todo el resto de la corona están mantenidos por los ciudadanos y los funcionarios del gobierno.

Tiene en su poder la opción de decretar una ley pero no de inhabilitarla, y lo relacionado con el poder constituyente, es decir, la capacidad de elaborar o cambiar la Constitución, le incumbe a los ciudadanos y no al rey.