Características del arte neoclásico

¿Cómo se define el arte neoclásico? Este concepto hace referencia a una corriente artística de dimensiones universales que surge en el siglo XVIII y que se centra en mostrar el pensamiento de los ilustradores de la época de la Ilustración y a los de la Revolución francesa de la burguesía liberal.  En esta ocasión optan por volver a hacer énfasis en la forma clásica grecorromana al encontrar ciudades como Herculano (1738) o Pompeya (1748).

Esta corriente abarca la escultura, la literatura, la arquitectura y la pintura, las cuales transmiten carácter didáctico y moralizador, progreso y valores como la libertad, la idea de patria, el heroísmo, el sacrificio, el autodominio y la constancia.

A continuación te mostramos las características del arte neoclásico para que comprendas mucho mejor esta corriente tan importante en aquella época.

El arte neoclásico llega por la gran atracción que despierta el mundo clásico

Características generales

  • Se centra en la revolución de las líneas y la búsqueda de la armonía.
  • Tiene un gran vínculo con la clase burguesa, ligada a ambientes nobles.
  • Los frontones, las cúpulas y las columnas son las partes que llaman más la atención.
  • Hace uso de la inmovilidad de lo que permanece estático.
  • El paisaje está de moda con vistas de ciudades muy hermosas.
  • Plasmar cuáles son las emociones y los movimientos ligados a dicha época.
  • Temas más destacados: dioses mitológicos como héroes, olvidando así a los mortales.
  • El objetivo principal es que cumpla con una función cívica y no religiosa.
  • Se conoce por ser racional y querer imitar al arte renacentistas, romano y griego.

Postulados ilustrados

El arte neoclásico hace énfasis en mostrar a la clase burguesa al coger cada vez más fuerza si se compara con la nobleza. De esta forma es como llega el tema de la racionalidad y la claridad haciendo hincapié en el ser humano y el progreso.

Se fija mucho en la estética y la sencillez

Para crear un estilo y una forma en el arte neoclásico es necesario fijarse en la estética y la sencillez, además de escoger colores oscuros y apagados. Esto hace que sea lo opuesto al rococó, el cual se caracteriza por los colores claros, suaves y luminosos.

Cotidianidad y lenguaje sencillo

Los artistas de esta corriente optan por manifestar los temas que muestran la realidad que viven los ciudadanos, es decir, estas obras se basan en la cotidianidad. Más específicamente en situaciones en las que se unen para hacer frente al poder de la esclavitud. También cabe señalar que usan un lenguaje muy sencillo conocido como “el lenguaje de la razón” al ser un estilo más templado, sobrio y verdadero.

Arquitectura como eje central

Durante el siglo XVIII, momento en el que existe el arte neoclásico, surge la predominación de lo arquitectónico inspirándose en los monumentos de la antigüedad grecorromana.

Para ello dedican más tiempo a la creación de cúpulas, columnas y frontones, siendo estos 3 los elementos arquitectónicos más destacados de la época. Esto conlleva a reflejar rigor, estabilidad y horizontalidad, una gran diferencia respecto al periodo anterior.