Caracteísticas del expansionismo

¿A qué se refiere el expansionismo? Se trata del objetivo que tiene un país para incrementar su dominio respecto a un territorio, lo que conlleva a pensar que esto ha sucedido en distintas épocas de la historia de la humanidad, ya sea mediante la violencia o las estrategias económicas y/o políticas. En ciertas ocasiones se emplea el revanchismo, el irredentismo o la reunificación como motivo de legitimarlo, pero únicamente cuando la finalidad es reconquistar lugares que se han perdido o imponer el poder en tierras ancestrales.

Uno de los países más destacados es Estados Unidos al estar durante el siglo XIX dominando ciertos territorios como México (1848), Cuba y Puerto Rico (1898), en los cuales querían aplicar la doctrina del “Destino manifiesto”, que forma parte del llamado mito de la frontera.

Para conocer más acerca del expansionismo, lo mejor es que sigas leyendo este artículo.

El expansionismo es la tendencia a extender el dominio político y económico de un país a otro

Marcado por la coacción y la violencia

El expansionismo no se tiene quedar siempre en los mismo términos, pero en muchas ocasiones suele estar marcado por una cierta coacción o violencia por parte del Estado que desea aumentar su territorio. Hoy en día, en la era contemporánea, lo más habitual es que destaque la imposición económica para hacer uso de los productos y/o servicios propios, en vez de los que dicho territorio se encarga de generar.

Provoca el colonialismo y el imperialismo

Por un lado, el colonialismo se basa en un Estado extranjero que domina y explota una colonia ejerciendo un poder político, económico y cultural. Tradicionalmente se ha utilizado la violencia para conseguir el objetivo principal que, normalmente es explotar un recurso natural, por ejemplo, los minerales en muchos países de África.

Por otro lado, el imperialismo se trata de una doctrina con ideas de superioridad​ y aplicación de prácticas de dominación por parte de un Estado que conduce al dominio sobre otro u otros, teniendo como ejemplo la conquista de la India emprendida por Gran Bretaña.

Conducen a guerras

A la hora de que un país quiera expandirse es normal encontrarse con una resistencia por parte del otro lugar, entonces suele provocar guerras, ya sean frontales o asimétricas. En ambos casos fallecen muchas personas y los colonizados suelen perder parte de su cultura al imponer los otros la suya como sucedió en la América hispana en su etapa colonial.

Fuerza militar como método más destacado

Uno de los métodos más destacados a la hora de ampliar las fronteras de su territorio es la fuerza militar.

Uno de los ejemplos más evidente es la Alemania nazi al competir por la supremacía del planeta en su enfrentamiento por el predominio político y económico. Un hecho que llevó a usar armas de destrucción masiva para lograr aniquilar a las personas por su etnia, ideología y raza. Entonces, la raza aria, conocida como la raza de los señores, era la superior para ellos y es la que debía predominar entre otras, lo que llevó a conquistar territorios impulsado por Adolf Hitler a partir de 1936 sobre todo. Esto provocó que en 1939 comenzase la guerra y sucediese el mayor crimen de la historia: el Holocausto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *