Características del comercio electrónico

El comercio electrónico, traducido del inglés e-commerce, hace referencia a la actividad económica de compra y venta de productos y servicios a partir de medios digitales como pueden ser las páginas web, las aplicaciones móviles y las redes sociales, dejando atrás los métodos tradicionales. También se puede explicar como un proceso en el que 2 o más personas son capaces de lograr un acuerdo comercial mediante vías digitales o electrónicas, teniendo en cuenta siempre las estrategias de ventas para una mayor eficiencia.

Este tipo de comercio comenzó a usarse en 1979 cuando Michael Aldrich tuvo la idea de emplear una línea telefónica para conectar su televisor al ordenador, aunque no es lo mismo que el comercio electrónico sí que ayudó a cimentar las bases para realizar compras sin tener que ir a una tienda física.

No te detengas aquí porque se vienen las características más interesantes del comercio electrónico.

El comercio electrónico es la compra y venta de productos o servicios a través de Internet

Compradores más informados

Este tipo de comercio fomenta que los compradores estén más informados y tengan una capacidad elección mucho más alta al tener más opciones donde elegir. Esto provoca que las competencia entre las tiendas sea mucho mayor y que los consumidores exijan más calidad en los productos y servicios que, a su vez, están dispuestos a pagar más.

Poco contacto con el cliente

El contacto que se tiene con el cliente es a través de una pantalla desde que se escoge el producto o servicio y hasta que se realiza el pago, entonces el único momento presencial es cuando el repartidor entrega el pedido. De todas formas, esto no quita que la post-venta no sea importante, ya que si se desea fidelizar al cliente es necesario cumplir con su satisfacción.

Espacio virtual

El e-commerce no necesita tener un espacio físico para exhibir los productos para su posterior venta, más bien con un espacio virtual es suficiente, por ejemplo, se exhiben en un sitio web, así que con una conexión a la red y un ordenador se puede llegar a ello. De todas formas, esto no quiere decir que la exposición de los productos a vender de forma online sea gratuita, a veces hay que pagar una cuota.

Ampliación geográfica y horarios

El e-commerce ofrece una ventaja mucho mayor a la venta tradicional, ya que las plataformas online funcionan las 24 horas del día durante los 365 días al año, así que los clientes se pueden conectar desde cualquier parte del mundo para realizar una compra.

El comercio electrónico se puede hacer a través de la tablet, el móvil o el ordenador sin tener en cuenta las fronteras geográficas.

Mayor personalización

Lo bueno es que las estrategias de venta se pueden personalizar según los gustos que tiene cada potencial cliente, así hay opción de que los comerciantes elijan planes que se amolden a los pedidos. De esta forma, todas y cada una de las empresas que ofrecen el servicio de comercio electrónico, son más competitivas que las que no lo prestan.