Características de la cultura olmeca

La cultura olmeca es también conocida como la madre de las culturas de Mesoamérica desde el Período Formativo hasta el Período Clásico, siglos en los que se crearon centros urbanos, se realizaron prácticas religiosas y destacaron aspectos como la escritura y el comercio de materias primas. El nombre olmeca fue brindado por el Imperio Mexica a aquellos habitantes que se asentaron en las actuales zonas de México como Veracruz y Tabasco.

Lo que más destaca de la cultura olmeca es el estilo artístico y arquitectónico, por eso en la actualidad hay multitud de ruinas desde Jalisco hasta Costa Rica, lo que quiere decir que sigue existiendo incluso después de su decaimiento.

¿Quieres saber qué características son las más relevantes de la cultura olmeca? ¡No dudes en seguir leyendo para aprender más acerca de este conjunto de tradiciones y costumbres!

La cultura olmeca conocida como “la cultura madre” de la región mesoamericana

Desarrollo de la escritura

La cultura olmeca fue la primera civilización mesoamericana que destacó por el desarrollo de la escritura y la epigrafía, por eso a lo largo de los años se han ido encontrando en estelas distintas inscripciones con signos grabados o pintados, los cuales se conocen como glifos.

Hay ciertos historiadores que manifiestan que una de las estela cuenta cuál fue la vida de uno de los gobernantes de dicha civilización. Entre 1991 y 1994, los lingüistas Terrence Kaufman y John Justeson lograron descifrar uno de ellos, lo que hizo que descubriesen la lengua mixe-zoque hablada en el istmo de Tehuantepec, la sierra de Juárez y el occidente de Chiapas.

Profundamente religiosa

La cultura olmeca era profundamente religiosa, más específicamente, los administradores estatales y los líderes de la religión dominante eran los mismos, y creen en la existencia de varios dioses. Estos últimos eran, sobre todo, agrícolas, los cuales representaban a los astros, los volcanes y otros objetos vinculados con el Universo.

A su vez, se caracterizan por tener animales sagrados como el yaguareté, al que le rendían culto todos los días, aunque también amaban a los caimanes y los sapos.

Vestimenta fresca por clima caluroso

Los olmecas se centraron en cultivar algodón, por lo que se considera que vestían ropa ligera, además de que el factor climático también influyó por ser caluroso y húmedo.

A su vez, también destacan el cuero, el oro y el jade, ya que a lo largo de los años se han encontrado distintas figuras y estatuas en las que abundan los taparrabos y las capas, además de múltiples accesorios con los materiales mencionados anteriormente.

Abundantes recipientes cerámicos

La cultura olmeca se caracteriza por la fabricación de distintas figuras con enormes cabeza de barro y piedra, los cuales siguen aún con vida al hallarse 17.

También legaron abundantes recipientes cerámicos, más concretamente, vasos en forma de cilindro, platos con un fondo plano y ollas globulares de cuello recto.

En la mayoría de ellos el jaguar tiene un papel simbólico, siendo el origen de las posteriores creaciones. Cabe señalar que se localizó una escultura de jaguar en El Azuzul, junto con dos piezas de gobernantes o sacerdotes olmecas.