Características de la cultura

Se conoce como cultura al modo en el que se hacen las cosas propias de una comunidad, que engloba las diferentes formas y expresiones, gracias al cultivo del espíritu humano y de las capacidades intelectuales del hombre determinadas por las características particulares del tiempo, el espacio y la tradición. También se tiene en cuenta la forma de vivir, pensar, comunicarse, crear una sociedad e imponer valores trascendentales que van desde la religión hasta la historia, el arte, la ley y la economía, entre otras.

Una de las funciones más destacadas de la cultura es asegurar la supervivencia de todos y dar más facilidades a la adaptación de los sujetos en el entorno en el que crecen y viven, además de moldear las personalidades individuales y colectivas.

A continuación se muestran las características de la cultura, un concepto muy importante hoy en día.

La cultura hace referencia al cultivo del espíritu humano y las facultades intelectuales

Construye una noción de pertenencia

Desde un punto de vista social, la cultura es la red de sentidos y símbolos que conforman una noción de pertenencia, ya sea una agrupación de pocas personas, la de un hemisferios o la de ciertos prototipos culturales. La creación de esa red se ha conseguido gracias a la mezcla de miles de años de contenidos psíquicos y espíritu gregario, lo que conlleva a la formación de lenguas en común, por ejemplo.

La cultura es universal

Para que algo se considere como cultural es fundamental que se comparta con todos y que esos mismos lo acepten, o al menos la gran mayoría. Entonces, aquellas personas que no comparte dichos rasgos culturales no suelen formar parte de una comunidad y sufren el riesgo a que se les rechace.

La cultura es natural

Se dice que la cultura es natural, ya que, normalmente, muchas personas no conocen ni las razones por las que se siguen unas pautas o se realizan determinadas costumbres. De forma general, las personas se dan cuenta de que no actúan de forma natural cuando se encuentran frente a otras que son de una cultura distinta, lo que conlleva a unas actitudes diferentes.

La cultura es símbolo de identidad

La cultura también es un símbolo de identidad, ya que en un país se pueden hallar distintas culturas, e incluso, en una misma ciudad se muestran expresiones culturales que diferencian a uno de otro. Un ejemplo claro de esto es que las culturas veracruzanas y oaxaqueña, en donde la alimentación, los bailes, los platos y la forma de culto son diferentes, aunque algunas características son globales.

La cultura es producto de aprendizaje

Los individuos desde que nacen están en constante aprendizaje, siendo la etapa infantil fundamental debido a la falta de elasticidad del cerebro para aprender y la escasa autonomía.

El aprendizaje de la cultura puede ser consciente o inconsciente y a eso se le conoce como enculturación o socialización. Mediante ese proceso las personas integran perfectamente las normas que guían su actitud en la cultura y se dotan de valores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *