Características del derecho romano

La civilización romana fue una de las primeras que se centró en la organización y clasificación de las legislaciones según el ámbito y la jurisdicción, aunque cabe mencionar que en las civilizaciones mesopotámicas había unas leyes y unas normas a cumplir. Por lo tanto, ¿qué es el derecho romano? Se conoce así a una agrupación de normas y leyes jurídicas que rigieron la vida de la Antigua Roma hasta la caída del Imperio.

Esta compilación ha sido muy relevante en la historia de la humanidad, ya que han servido para la elaboración de textos legales para otras civilizaciones, incluso hoy en día hay una rama de derecho que se llama “Derecho romano”, que se divide en derecho público y en derecho privado

Si deseas conocer las características del derecho romano, te sugerimos que sigas leyendo este artículo.

El derecho romano es el conjunto de normas jurídicas que regían el pueblo de Roma

Características generales

  • Las normas tienen que servir para cumplir con los deberes sociales e imponer unas bases para una adecuada convivencia.
  • Muestra importantes modificaciones en el orden jurídico.
  • Destaca por ser el antecedente de la división de poderes (ejecutivo, legislativo y judicial).
  • Es bilateral, esto quiere decir que ambas partes se obligan a interactuar, por ejemplo, los ciudadanos y el Estado.
  • No hay igualdad al seguir manteniendo a los esclavos como propiedades de la clase social que posee títulos nobiliario.

Posee 3 preceptos básicos

Domicio Ulpiano (c. 170-228), jurista romano de origen fenicio, fue quien formuló los 3 principios del derecho romano.

  1. Vivir honestamente: llevar una vida pública con total honestidad porque si se hace lo contrario significa que se están saltando las leyes, lo que conlleva a ser susceptible a sanciones.
  2. No dañar a nadie: si una persona se dedica a hacer daño a otras tiene la obligación de restablecer el agravio físico, mental o material mediante la aplicación de la ley.
  3. Dar a cada uno lo suyo: si se cumple el acuerdo, entonces cada parte debe recibir lo que le corresponde, teniendo en cuenta que lo han debido pactar con anterioridad.

El tradicionalismo jurídico

El tradicionalismo jurídico de derecho romano se basa en el mantenimiento de las instituciones jurídicas de una generación a otra. De todas formas, esto no impide que se formen otras nuevas con el mismo objetivo, uso y costumbre, lo que ayuda a que no haya un rompimiento brusco y se una el pasado con el futuro.

El formalismo jurídico

El formalismo jurídico del derecho romano se basa en la de brindar mucho más rigidez aplicándolo en su expresión como en su interpretación al ejercerlo.

Hay 2 tipos de formalismo:

  • Interno: un modelo abstracto para unos determinados casos dentro de un marco establecido.
  • Externo: el intérprete debe ajustarse a las forma para brindar dicha obligatoriedad al acto, y no a la voluntad real de las partes.

Es de especial relevancia

El derecho romano es de especial relevancia al ser una de las bases de las constituciones de los países que conforman Occidente y Oriente, los cuales formaron parte del Imperio colonial italiano. Además, también sirvieron dichas normas y leyes romanas para dar cuerpo a los estatutos de la Iglesia católica que dirigieron su funcionamiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *