Características de la vida

¿Cómo se puede definir la vida? Se conoce así al tiempo o periodo de duración que tiene un ser vivo desde su nacimiento hasta su fallecimiento y, para que se lleve lo mejor posible, cada órgano debe cumplir perfectamente su función y coordinarse con las otras actividades. También se define como aquel fenómeno que da vida a la materia, brindando la oportunidad de desarrollarse, reproducirse y mantenerse en un ambiente.

Hay muchas teorías que dan origen a la vida según biólogos, astrónomos y religiosos, pero muchos apoyan que la vida microbiana es la más extendida en la corteza del planeta Tierra y en algunos de los puntos más profundos de los océanos.

Si quieres saber cuáles son las características de la vida, no te detengas aquí.

La vida es uno de los mayores misterios de la existencia humana

Unidad mínima: la célula

Se acepta que la unidad anatómica mínima de todos los organismos vivos es la célula. Cabe decir que una vez que encontraron el virus, es decir, un agente infeccioso microscópico que consiste en una molécula de ADN o ARN rodeada por un capuchón proteico, esta característica fue bastante debatida.

Sensibilidad o irritabilidad

La sensibilidad o irritabilidad es fundamental, ya que brinda al organismo saber detectar, manejar y responder ante las variaciones que se dan en el ambiente externo. La retirada después de un estímulo que puede hacer daño, por ejemplo, extracción de sangre, es una buena demostración de qué se tiene sensibilidad.

Conductividad

La conductividad es la facultad que posee la célula y los tejidos vivos de transmitir o esparcir de forma distintiva una corriente eléctrica desde un punto a otro del cuerpo.

Crecimiento

El crecimiento viene derivado del aumento del tamaño, tanto en el tamaño como en el número de células. El proceso de crecimiento empieza con el desarrollo de la hormona de crecimiento dentro de la “glándula pituitaria”, y otra glándula conocida como hipotálamo es la que le indica cuál es el momento ideal para expulsar la hormona dentro de la sangre,

Respiración

La respiración es la base de toda vida, ya que el intercambio de gases respiratorios como el oxígeno o el dióxido de carbono entre y un organismo y el medio exterior es fundamental.

Durante el proceso de respiración se identifican 3 etapas:

  • Inhalación y exhalación: El sistema respiratorio recibe el oxígeno del exterior y expulsa el dióxido de carbono.
  • Hematosis: El intercambio de gases que se genera entre el aire de los alveolos pulmonares y la sangre venosa.
  • Transporte: El aire que se transporta a las células del cuerpo que se hayan en los órganos y sistemas, eso sí, siempre a través de la sangre.

Involucra fenómenos de adaptación

A medida que han ido pasando años de evolución, los seres vivos han conseguido amoldarse a distintos entornos a causa de la temperatura o la alimentación.

El ejemplo más fácil para comprender esto es la jirafa, es decir, un animal que tiene un cuello muy largo para poder comer las hojas de los árboles. También es interesante mencionar al cactus, ya que tiene una cubierta muy gruesa para no perder mucha agua al vivir en zonas desérticas.