Características del impresionismo

¿Qué es el impresionismo? Se conoce así a la escuela pictórica que nació en el país francés en 1874 de la mano de Claude Monet y otros artistas, teniendo este nombre por la necesidad de que sus seguidores plasmasen sobre el propio lienzo la impresión que tenía del propio objeto. Los impresionistas se centraban en estudiar las formas de percepción óptica de la luz consiguiendo una representación del mundo espontánea y directa partiendo del análisis de la realidad.

Aparte de Monet, Pierre-Auguste Renoir, Édouard Manet, Armand Guillaumin y Edgar Degas fueron de los más destacados y optaron por pintar en el lienzo con pinceladas gruesas, cortas y yuxtapuestas utilizando colores primarios y secundarios.

A continuación te mostramos varias características del impresionismo.

La escuela impresionista gozó de aceptación en muchos países europeos

Abandono del dibujo correcto

Los artistas dejaron a un lado el dibujo perfectamente delineado y se centraron en proyectar volúmenes de los objetos pintando directamente sobre el lienzo. En el caso de Tolouse-Lautrec no fue del todo así, más bien siguió usando la línea pero absorbiendo ideas del impresionismo, entonces se hizo un experto en líneas con repasos e impresiones súbitas.

Líneas borrosas

Como acabamos de mencionar, las líneas rectas y finas las dejaron atrás y optaron por usar líneas borrosas que no definían de forma exacta el objeto como tal. Por eso mismo, este tipo de líneas añadían a la pintura una atmósfera de adormecimiento y humor abstracto .

Colores  más puros

Uno de los avances de esta escuela fue la creación de pigmentos nuevos, concretamente, colores más puros. Esto hizo que los pintores tuvieran que replantearse las leyes cromáticas que había hasta el momento, entonces comprendieron el color en relación con sus acompañantes y el contraste que producían.

Encuadres y puntos de vista novedosos

Muchos artistas del impresionismo se centraron en la exploración de los ángulos, los encuadres y las perspectivas nuevas para sorprender al público. Sabían que en el área de la fotografía se estaban vislumbrando nuevos enfoques, por eso tenían la esperanza de conseguirlo en la pintura. Por eso mismo decidieron romper con los encuadres simétricos y frontales y experimentar con distintos ángulos para adquirir una visión más completa y rica.

Mostrar la realidad tal como es

Los impresionistas dejaron atrás el paisaje como ensoñación de otros tiempos y la muerte como algo heroico para pasar a reconocer la realidad tal como es, por eso una mujer desnuda realmente era una mujer desnuda. En el caso de representar una ciudad, esta se ve como tal: mucha gente, tráfico, fiestas, vida bohemia, parques llenos de niños, carreras de caballos, etc.

Múltiples exposiciones

Las exposiciones de los artistas impresionistas supusieron un antes y un después en la independencia de los mismos al crear un mercado privado.

Por eso formaron las exposiciones impresionistas, es decir, 8 exposiciones organizadas por un grupo en la ciudad parisina entre 1874 y 1886, las cuales dieron a conocer sus trabajos al margen del Salón oficial controlado. Eso sí, algunos artistas no estaban del todo acuerdo con esto, por eso Gustave Coubert decidió realizar una exposición público de su obra en el pabellón independiente en 1855.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *