Características de una introducción

En un ensayo, artículo, biografía o libro, la introducción se define como el primer acercamiento al lector para informar acerca del tema sobre la que va a tratar el resto del texto, por lo que debe ser muy llamativo para atraer a cualquiera que lo esté leyendo. Adicionalmente, este apartado tiene como objetivo contextualizar desde un punto de vista general para ir enfocándolo hacia una dirección y saber lo que se va a leer a continuación.

Normalmente, la introducción empieza mostrando los antecedentes sobre el tema a tratar, después resalta las preguntas que no tienen respuesta y finaliza con los objetivos que se desean conseguir cuando se termine de escribir o leer dicho texto.

¿Quieres conocer las características más destacadas de la introducción? ¡No dudes en seguir leyendo este artículo!

La introducción tiene como objetivo ofrecer un preámbulo del tema

Características generales

  • Es una de las 3 partes de un texto junto al desarrollo y la conclusión.
  • Informa a modo de resumen el tema a desarrollar exponiendo su idea principal e ideas secundarias.
  • Debe incluir un resumen y un prefacio, prólogo o agradecimientos.
  • Es breve si se compara con el cuerpo del texto en cuestión.
  • No debe ser repetitivo para que el lector no lo deje de leer.
  • Usa el mismo tono, registro y lenguaje que el que aparece en el resto del texto.
  • El objetivo es llamar la atención del lector y guiarlo hacia el tema.

Preguntas para responder

¿Cuál es el tema que se va a exponer?

La respuesta tiene que dejar el argumento bien claro, además de algunas de sus características y sus causas, Eso sí, es importante no detenerse a explicar de forma detallada la conclusión.

¿Cuál es el interés para manifestar el tema?

La respuesta debe mostrar cuál es el origen del tema, que puede ser muy diverso, por ejemplo, académico, de investigación, personal o informativo.

¿Cuál es la metodología o estrategia que se debe usar?

La respuesta debe mostrar cuál es el método que se ha elegido para realizar el desarrollo del texto y, por lo tanto, sacar una hipótesis de la misma.

¿Cuál es el objetivo del tema?

La respuesta debe dejar bien claro cuál es la intención que tiene el redactor del texto, teniendo en cuenta que debe estudiar y entender conceptos nuevos sobre el tema que se trata.

Dependiendo el tema que se trata en todo el texto, en ocasiones es necesario crear una introducción cuando el trabajo se ha terminado.

Posee una aplicación técnica

En el caso de que el texto sea un artículo técnico, la introducción tiene que incluir uno o más apartados como el resumen, el prefacio (se da a conocer el plan y los puntos de vista) y los agradecimientos.

Puede ocurrir que se considere a la introducción como un capítulo más del trabajo, el cual se divide en otras secciones que ya hemos mencionado anteriormente. Si el libro se divide en capítulos numerados es importante saber que la introducción no se enumera, por lo que va antes del capítulo 1.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *