Características del método científico

El método científico es una agrupación de pasos ordenados que se usan para lograr nuevos conocimientos con rigor y validez científica, teniendo en cuenta que se centra en la observación, experimentación, demostración de hipótesis y razonamiento lógico. Esta herramienta de investigación tiene como finalidad llegar a la conclusión veraz de las preguntas planteadas gracias a una labor sistemática.

Para que este tipo de método se considere como tal, tiene que tener 2 características fundamentales:

  • Cualquier persona lo tiene que poder reproducir.
  • Toda proposición científica debe ser susceptible de ser refutada.

A continuación exponemos las características más relevantes del método científico.

El método científico se usa en todas las ciencias

Características generales

  • Riguroso: no alterar ninguno de los pasos a realizar y seguir el orden de forma exhaustiva.
  • Objetivo: hechos concretos que se pueden comprobar, por lo que se descartan opiniones y creencias.
  • Racional: usa la razón y la lógica para lograr el resultado.
  • Verificable: la hipótesis que se propone se debe poder verificar gracias a la experimentación.

Se puede aplicar en diversos estudios

Este método para lograr nuevos conocimientos que ha caracterizado durante muchos años a la ciencia se conoce por ser un proceso de investigación aplicable a diversos estudios, por ejemplo, de encuestas, experimentales y descriptivas. Para todas ellas se rigen de varias características:

  • Usar datos concretos que se pueden medir de 2 formas
    • Cuantitativa: cuantificar la recopilación y el análisis de datos.
    • Cualitativa: recopilar datos no numéricos.
  • Incluir causas o efectos que pueden ser:
    • Dependientes: se basan en una variable independiente.
    • Independientes: se pueden modificar sin variar el experimento.
  • Examinar e investigar empleando las distintas estrategias que hacen uso de la razón.
  • Constituir una suposición hecha a partir de unos datos que proporciona una respuesta a la pregunta.

Se conforma de varios pasos

Paso 1: la pregunta

Lo importante es formular una pregunta que en la mayoría de lo posible se pueda responder realizando los pasos del método científico. Las buenas preguntas comienzan con palabras como: qué, cuándo, cómo, quién, cuál, por qué o dónde.

Paso 2: investigación

El segundo paso es la investigación científica acerca del tema que se está tratando y así recabar datos para en el siguiente paso elaborar una buena hipótesis,

Paso 3: elaborar una hipótesis

La hipótesis es un enunciado no verificado que intenta responder a la pregunta planteada al inicio. Además, debe ser probada mediante los experimentos, lo que quiere decir que  tiene que ser falsificable.

Paso 4: predicción

La predicción es la consecuencia esperada de la hipótesis planteada en el paso 3. Esta se centra en prever un nuevo conocimiento, contrastar la teoría y guiar la acción.

Paso 5: experimentación

La experimentación se basa en poner a prueba la teoría planteada para investigar la validez de una hipótesis y conducir a una comprobación fáctica y empírica.

Paso 6: analizar los datos y conclusión

En este paso es esencial analizar los datos de forma detenida para después interpretarlos mediante tablas y gráficas, por ejemplo. Esto conlleva a conseguir una conclusión que se debe comunicar, eso sí, si el experimento no sale bien se debe volver al paso 3.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *