Características del mito

El mito es una narración tradicional en el que suceden acciones fantásticas y personajes fabulosos, que utilizan algunos pueblos para encontrar una explicación a sucesos inexplicables, y para ello, aparecen héroes, dioses, monstruos o criaturas con poderes sobrehumanos. No tiene como meta principal entretener como ocurre en el cuento, si no dar una aclaración de los fenómenos que el ser humano no puede comprender, como los terremotos, el trueno o la creación del cosmos.

Uno de los tipos de mitos es el histórico-religioso-mágico y otro es el de los hechos que de alguna u otra forma son de dubitativa existencia, por ejemplo, el mito de la luna, en el que las personas se vuelven perturbadas por los efectos que causa la luna llena.

Es un género narrativo de procedencia oral, que a medida que se desarrolla la transmisión del mismo, puede que los detalles varíen, y de esa forma se originen distintas versiones. El mito ha sido un elemento de reelaboración extendiendo las versiones y las variantes, y por eso mismo no ha desaparecido en la actualidad.

Características del mito

Universalidad

El mito se halla en todas las culturas y en cualquier época, cierto es que cada cultura tiene sus particulares mitos, los cuales son necesarios para buscar una explicación a todo lo desconocido, evolucionando en el tiempo, al progresar y crear nuevos mitos generación tras generación.

Creación del ser humano

Surge de la mente humana, ya que es fruto de la imaginación y de la inspiración de todas las personas porque no son capaces de explicar los hechos que acontecen en el día a día e ingenian una explicación a través de historias fantásticas.

Simbolismo

Es habitual utilizar el simbolismo para encarnar diferentes cosas, como el empleo de analogías y simbolismos que representan el mar, el viento, el fuego o el agua, entre otros, y se les pone nombres o se les da aspectos parecidos al del ser humano.

Base real

Muchos mitos están apoyados en sucesos reales que por la tradición han sido distorsionados, añadiendo otros hechos u otras aptitudes a los personajes, cambiando los lugares para impactar más a los oyentes, como por ejemplo, los paraísos bucólicos de los dioses griegos o nórdicos.

Personajes

Los personajes son demonios, dioses, héroes, brujas, hechiceros, humanos con poderes sobrehumanos como la velocidad, la inteligencia o la magia. Por ejemplo, Ulises que gracias a su inteligencia consiguió trazar una forma de derrotar a los troyanos, o Hércules, quien tenía una fuerza muy superior a los demás y luchaba con otros titanes y dioses.

Fantasía

El mito narra hechos reales pero tiene una gran imaginación, ya sea en las acciones, los paisajes o los personajes que tienen características fantásticas, como la fuerza sobrehumana, la magia o los lugares utópicos.

Tipos de mitos

  • Antropológico: Ligado al mito cosmogónico, narra cómo se crea el ser humano a través de la materia ya sea inerte o viva.
  • Cosmogónico: Es el más extendido ya que da una explicación de la creación del universo.
  • Escatológico: Tiene una audiencia extendida que anuncia el fin del mundo, con elementos de destrucción como el fuego o el agua.
  • Etiológico: Aclara cómo se originaron los seres, las instituciones, las cosas, etc.
  • Fundacional: Aclara como se crearon las ciudades de los dioses.
  • Moral: Explica la existencia del bien y el mal.
  • Teogónico: Narra el origen de la invención de los dioses como Atenea o Zeus.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *