Características del vanguardismo

¿Qué es el vanguardismo? Es un conjunto de corrientes artísticas que se originaron entre el siglo XIX y el XX por motivos de los movimientos sociales que se dieron en el mundo de las artes y la sociedad. Fue una revolución cultural artistica-estética, donde la musicalidad y la analogía dejaron de ser los elementos más apropiados y se creó el nuevo arte de vanguardia.

A parte de lo anterior, también tuvo una ligera relación con la política, y conforme algunos aspectos, se inclinó más por la doctrina de filosofía política liberal o pensamiento liberal y por la política de izquierdas.

En específico, el vanguardismo quiebra con todo lo creado y decretado anteriormente, por un lado, como forma de rebelión, y por otro lado, como seducción a la innovación y al bullicio del nuevo siglo.

Las corrientes vanguardistas tienen distintos puntos en común como la necesidad de algo nuevo, la experimentación y el rechazo al ayer. A modo de resumen, a continuación, se manifiestan las distintas características del mismo.

Las características del vanguardismo son:

Universalidad

No era necesaria rozar la excelencia, ni la armonía para formar parte del arte, y por eso, los elementos más relevantes no eran los animales, los seres humanos o la perfección de los mismos, si no la sensación o el propósito que quería conseguir el autor aunque fuese algo que parecía irrelevante.

Innovación

Las disciplinas empezaron a desdibujarse y se mezclaron entre sí, por ejemplo, la pintura con la escultura o la danza con el teatro. Además, se comenzó a usar temas ligados a la belleza y a la fealdad, y también temas tabú, como las personas marginales o las prostitutas. 

Mundo interior

Se intentaba manifestar el mundo interno del personaje o artista, que se conseguía a través de distintos puntos de vista que demostraban la psicología de los mismos, añadiendo el monólogo interior.

Convención del color

Los colores no estaban regidos por una norma porque el bosque podía ser azul y el sol rojo, y esto en la actualidad puede ser común pero en el siglo XX, el ser humano se sentía asustado y escandalizado por cómo se estaba tratando al color.

Ilógico

Existen movimientos como el fauvismo con colores artificales donde los inventores fueron llamados “bestias salvajes”. También corrientes como el cubismo, donde prevalecía la forma haciendo un análisis a la perspectiva lineal, o el expresionismo alemán, el cual partía los esquemas típicos con un forma de bordes marcados que se emplean hoy en día.

Pintura

Se manifestó acometividad con colores chillones y se sustituyó la figuración por el arte abstracto. No solo se intentaba plasmar el mundo de manera exacta sino estimular un choque en el espectador, enseñando los objetos y las personas de una forma distinta.

Escultura

Se dió prioridad al uso de materiales nuevos, algunos orgánicos, que complicaron o impidieron el comercio de una obra de arte. La figuración se olvidó por completo o se mezcló con la exageración que reflejaba más los sentimientos y las emociones.

Arquitectura

La simetría se dejó a un lado y se empezó a buscar la asimetría, dando preferencia a la forma antes que a la explotación del espacio. Además, se emplearon distintos materiales como estructuras de titanio y muros de cristal.

Obras literarias

Se hizo más obvio en la poesía, siendo el azar el fundamento estético y la versificación la técnica refutada. En el ámbito literario, el tiempo cronológico dejo de ser relevante y se sustituyó por el tiempo subjetivo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *