Características del nazismo

¿Qué es el nazismo? Fue un movimiento político y social de Alemania que se originó en 1933 y finalizó en 1945. El periodo fue conocido como el Tercer Reich (Tercer Imperio Alemán) de la mano del líder político Adolf Hitler. El término “nazi” fue una palabra creada por los extranjeros, ya que los propios nazis no utilizaban ese nombre, y actualmente es un sinónimo de racismo extremo y rechazo a la diferencia.

El nazismo fue una ideología de naturaleza fascista que dio suma relevancia al Estado, representado por un caudillo supremo, que puso como meta guiar al pueblo a su progreso económico y bienestar social.

El nazismo tuvo unas consecuencias bastante graves como la Segunda Guerra Mundial que empezó en 1939 y terminó en 1945 y que causó millones de víctimas inocentes, el Holocausto (exterminio de judíos en los campos de concentración) y la destrucción de Alemania por las fuerzas aliadas.

Características del nazismo

Totalitario

El Estado Alemán estaba dentro del Partido Nazi. La libertad de expresión fue derogada, con lo que medios como la prensa, el cine, el teatro, la escuela, etc estaban bajo supervisión del Estado. Los demás partidos políticos fueron diluidos, a parte de las asociaciones. En general, en el ámbito cultural y social todo estaba controlado por el Estado.

Ideología racial

Los nazis clasificaban a los seres humanos en dos grupos: “razas superiores” y “razas inferiores o impuras”.

Los primeros debían gobernar y multiplicarse, además de ser descendientes de la raza nórdica. Los segundos, por ser considerados débiles, debían extinguirse. Se creó el término antisemitismo, vinculado al racismo extremo y el odio hacia una raza.

Cuando comenzó el movimiento nazi, el caudillo les acusó de la depresión económica y los judíos fueron despedidos de sus trabajos y repudiados de lugares públicos.

Campos de Concentración y Exterminio Judío

Los nazis crearon los campos de concentración y la SS (Schutzstaffel o ‘Escuadras de Protección’) controlaban dicho lugar. La finalidad era exterminar a los prisioneros, la mayoría judíos, traidores o comunistas. Se creó una política de “Estado de Terror”. En 1935, una serie de leyes racistas se aplicaron para perseguir judíos con el fin de que estuvieran inseguros en cualquier parte. En la conferencia de Wannsee se decidió eliminar a todos los judíos al mismo tiempo. Una situación que llevó al Holocausto.

Propaganda

La propaganda fue un elemento que lo utilizaron para manipular psicológicamente a la sociedad. Promovían ideas del Partido Nazi a base de repetirlas una y otra vez. Goebbels fue un político alemán y ministro de la propaganda que utilizó su odio por los judíos y la pasión por la persecución para implantar esas ideas. La radio, los libros, las películas y el diario Der Stümer, el periódico preferido por Hitler, impulsaban el odio por los judíos.

Economía

No había un proyecto económico como tal, los nazis preferían el voluntarismo y confiaban en las decisiones de Hitler. Valoraban la propiedad privada pero para ello debía estar en manos de raza aria. Además, se aprovechaban de los que estaban en los campos de concentración para fabricar cosas.

Política exterior

Hitler destruyó el Tratado de Versalles (tratado de paz) al conquistar Renania. Además, quería unir a los países que hablaran alemán y crear un espacio adecuado. En 1936, Mussolini y Hitler formaron el Eje de Roma y Berlín divulgando su amistad y la política internacional. En 1939, se fortaleció el Pacto de Acero con el que Hitler consiguió Checoslovaquia. Las invasiones no se acabaron y las siguientes fueron las Islas Británicas, Francia y Polonia, conquistadas en gran parte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *