Características de las normas sociales

¿Qué son las normas sociales? Se conocen así a un conjunto de reglas y disposiciones creadas para que las personas en general las sigan y se deben ajustar las conductas, tareas y actividades del ser humano. Son consideraciones que la sociedad impone como respetuosas, pero si no se llegan a cumplir no se convierten en un delito, más bien sirven para gozar de una buena convivencia.

Las normas sociales incluyen tradiciones, costumbres, rituales, valores y conductas de todo tipo, y normalmente son de carácter universal aunque a veces pueden variar según la cultura o las costumbres de cada país o región.

Si quieres conocer las características de las normas sociales sigue leyendo.

Las normas sociales son reglas que deben seguir las personas para una mejor convivencia

Características generales

  • Fuerza cultural.
  • Desarrollo de identidad.
  • Cordialidad con el entorno.
  • Calidad de vida.
  • Cohesión entre la sociedad.

Temporalidad y espacialidad

Este tipo de normas siempre dependen de las personas que conforman la sociedad y están atravesadas por el factor del tiempo, el cual las condiciona. Esto hace que sea fundamental comprender los hábitos y costumbres de cada región para llegar a entender todas y cada una de las normas sociales que se enseñan.

Dependen del contexto

Este conjunto de reglas solo pueden modificarse dependiendo el contexto o las circunstancias en las que se encuentren las personas. Esto quiere decir que las normas sociales en el ámbito laboral no son las mismas que en el ámbito familiar, por lo tanto, no se aplican las mismas normas para todos los ámbitos de la convivencia.

Incorporan un juicio de valor

Un juicio de valor es un análisis fundamentado en una agrupación particular (solo personal) de ideales, estilos de vida o valores. Entonces, las normas sociales lo incorporan, ya que si una persona no las cumple, se le puede juzgar por las acciones cometidas aunque no llegue a una sanción como ocurre con las normas jurídicas.

Continuidad y estabilidad

Es cierto que cada norma social puede variar, pero esas pautas de orden y comportamiento las impone la sociedad, entonces la continuidad y estabilidad de las mismas va a hacer que todo se encuentre en armonía y tranquilidad.

Heteronomía e incoercibilidad

Por un lado, las normas sociales son heterónomas porque las impone una sociedad para que las cumpla cada individuo en particular. Por otro lado, éstas también son incoercibles porque las personas que no cumplen con ellas no son condenadas, además tampoco se debe usar la fuerza.

Son relativas

Las normas sociales se pueden transformar de una sociedad a otra dentro de la misma humanidad.

Esto es así porque algunas de ellas no engloban el comportamiento de todas las personas, por ejemplo, algunas solo se aplican a los adultos y no a los más pequeños.

Son exteriores

Las normas sociales rigen o establecen las bases de una conducta exterior del individuo, pero puede suceder que  contradiga la interioridad del sujeto. Una persona puede comer con cubierto porque así lo dicta el uso social, pero ella puede pensar que prefiere comer con las manos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *