Características de los reptiles

Los reptiles son seres vivos que aparecieron en el planeta Tierra hace 318 millones de años y fueron los que más destacaron en la era del Mesozoico, es decir, en la conocida “Era de los dinosaurios”, además de ser quienes dieron origen a algunos de los primeros mamíferos. Cabe decir que son uno de los 6 grupos fundamentales de animales y forman parte del grupo de los vertebrados amniotas provistos de escamas epidérmicas de queratina.

Existen 8.240 especies diferentes y la mayoría de ellas se caracterizan por tener escamas, la cola muy larga y la lengua bífida, es decir, un órgano muscular que se corta desde la parte central hasta la punta, bifurcándose al final.

Si quieres saber cuáles son las características de los reptiles, no dudes en seguir leyendo.

Los reptiles son animales vertebrados de origen prehistórico

Características generales

  • Son vertebrados terrestres, es decir, con esqueleto interno óseo o cartilaginoso y con columna vertebral.
  • La piel la tienen llena de escamas, escudos o placas córneas.
  • Las extremidades son muy cortas, e incluso, algunos no tienen.
  • Son de sangre fría, es decir, se adaptan a la temperatura de su medio.
  • La respiración es pulmonar y cutánea, siendo esta última en la que el intercambio gaseoso ocurre a través de la piel.
  • Se reproducen por huevos mediante fecundación interna.

Son animales ovíparos

Los reptiles son animales ovíparos, esto quiere decir que ponen huevos, aunque también es importante saber que hay excepciones, ya que algunos son ovivíparos y dan a luz crías totalmente formadas.

Son ectotérmicos

Este grupo de animales se caracterizan por ser ectotérmicos, es decir, no pueden controlar la temperatura de su cuerpo, por lo que dependen del medio ambiente en el que se encuentren en ese momento, además de su propio comportamiento. Por este motivo es habitual encontrar a reptiles inmóviles tomando el sol o escondidos.

Vivir en ecosistemas cálidos

Los reptiles viven mejor en ecosistemas cálidos porque mantener la temperatura de sus cuerpo depende de ello. Aunque esto no frena la existencia de estos animales en otros lugares, ya que se amoldan a la vida terrestre, marítima, arbórea e insular, entre otras.

Alimentación muy variada

Se conocen por ser animales que pueden comer alimentos de todo tipo:

  • Carnívoros: Solo comen otros animales (cocodrilos y serpientes).
  • Herbívoros: Solo comen alimentos vegetales (iguanas y algunos lagartos).
  • Omnívoros: Se alimentan de todo tipo de comida (tortugas, serpientes y lagartos).
  • Insectívoros: Solo se alimentan de insectos, moluscos y arácnidos, entre otros (algunos lagartos y serpientes).

Son de sangre fría

Los reptiles tienen un organismo de sangre fría, la cual se mueve mediante un sistema de circulación con doble circuito que se amolda a cualquiera de las especies. Destaca por tener un corazón con 4 cavidades en las que no se deja mezclar la sangre venosa con la arterial.

Poseen piel con escamas epidérmicas

Los reptiles no tienen glándulas mucosos en la piel, más bien se conocen por tener escamas epidérmicas, las cuales les protegen de los agentes externos.

Este tipo de escamas se pueden hallar unas pegadas a otras o solapadas, además debajo de las mismas hay escamas óseas llamadas osteodermos, que cumplen con la función de robustecer mucho más la piel.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *