Características de la revolución neolítica

¿Que se conoce por revolución neolítica? Fue un cambio crucial en la forma de vivir de todas las personas, ya que pasaron de un estilo de vida nómada a uno más sedentario, lo que conllevó una transformación económica al convertirse en productora. De todas formas aunque se conozca como revolución, los investigadores lo señalaron como un cambio gradual que, según Gordon Childe (1941), comenzó en el VIII milenio a.C. debido a una crisis climática en el inicio del Holoceno.

Si nos centramos en la historia de la cultura, este término corresponde al paso de la etapa del Paleolítico al Neolítico, siendo este último el que se refiere a las elaboradas herramientas de piedra pulida y no a la tallada y tosca como en el otro.

¿Quieres saber cuáles son las características de la revolución neolítica?

La evolución neolítica fue el primer cambio radical de la forma de vida de la humanidad

División del trabajo

En la revolución neolítica incrementó la demografía, entonces la sociedad se dividía en múltiples grupos: los que pulían piedras, lo que cosechaban, los que trabajaban con la cerámica y los que construían edificaciones, entre otros.

Relevancia a la agricultura

En la agricultura se centraron en el cultivo de los cereales, sobre todo en el trigo, la cebada y el centeno. De todas formas, no fueron las primeras en cultivarse, ya que las legumbres y algunos árboles del continente asiático les quitaron ese título. En la revolución neolítica también hicieron uso de levaduras y fermentos para la elaboración de un alimento de primera necesidad: el pan.

Invención de la textilería

Se inventó el telar, una pieza de maquinaria muy complicada y fundamental para tejer que para el momento resultan de una complejidad importante. Además empezaron a elaborar vestimentas con tejidos de lino y más adelante de lana, comenzando a competir con la anterior como la piel o las hojas.

Domesticación de los animales

En el caso de la ganadería, la domesticación de los animales mediante una selección artificial fue uno de los aspectos más relevantes. De todas formas, cabe comentar que el primer animal domesticado no se dio ahí, más bien en la época del Mesolítico.

En este caso, el primer animal fue la cabra salvaje que se encontraba en la cordillera de los Zagros, desde el Kurdistán iraquí hasta el estrecho de Ormuz en el golfo Pérsico. Más adelante domesticaron a la oveja salvaje, el jabalí y el uro, siendo estos último el que se transformaría en el cerdo y el buey.

Los beneficios que brindaron por la domesticación de animales en la revolución neolítica fueron la carne, los lácteos, el textil y la fuerza de trabajo.

Más características de esta revolución

  • Microlitización: la reducción de los elemento líticos, empezando así a trabajar sobre todo a partir de láminas o lascas minúsculas.
  • Trashumancia: la ganadería, gracias a la transhumancia, logró conectar con las personas que vivían en los pueblos lejanos de la ciudad.
  • Religión animista: se conoce a creencias de objetos y cualquier elemento del mundo natural, por eso los ganadores mantuvieron un vínculo especial con la “Diosa-Madre”.