Características del sindicalismo

El sindicalismo es un movimiento que permite a todos los trabajadores a que los representen a través de un organismo que se conoce como sindicato, teniendo como objetivo principal mejorar la situación de ellos en el mercado laboral. Los líderes son quienes se encargan de preparar de forma detenida todas las mejoras que desean tener en el trabajo, por ejemplo, aumento del salario o protección social.

Desde que se instaló la Revolución Industrial, uno de los logros más grandes de todos los trabajadores es la creación del concepto sindicato ya que sirve para organizar y reclamar los derechos de los empleados al aumentar de forma desmesurada las tareas.

No dudes en seguir leyendo para descubrir cuáles son las características del sindicalismo.

El sindicalismo es un sistema de organización laboral

Características generales

  • La coordinación de la protesta y de la presión de la clase obrera o un gremio en concreto para conseguir los beneficios necesarios.
  • No competir entre ellos para disfrutar de la gracia del patrono, realmente deben responder como si fuesen un grupo muy estructurado.
  • Los sindicatos son quienes tienen el mando de las negociaciones para afianzar los términos de contratación según las necesidades de los empleados.
  • Las personas que dirigen el sindicalismo se encargan de ser quienes medien entre el Estado, los trabajadores y los patronos.

Estructura del sindicalismo

El sindicalismo es un movimiento que posee una estructura interna con unos líderes que se eligen de forma democrática por todos los que están inscritos. Si se observa desde un punto de vista más global, cada sindicato está integrado con otros en Federaciones por oficio, que a su vez, éstos últimos están unidos en Centrales sindicales. Esto quiere decir que son organizaciones que sirven para dialogar y negociar entre los sindicatos de un mismo país o incluso de otros.

Medidas de presión política

El sindicalismo ha sido fundamental en el aguante de la explotación laboral, sobre todo a inicios del siglo XIX y actualmente en países que son tercermundistas. También cabe resaltar que es un movimiento que ha luchado contra las dictaduras, los estados totalitarios y las democracias neoliberales culpadas por la explosión de desigualdad.

Gracias a las huelgas y protestas que se han realizado de forma grupal, los sindicatos se consideran una fuerza política en muchos de los países del planeta Tierra.

Ideología de los sindicatos

La mayoría de los sindicatos tienen una ideología en concreto o se rigen por una escuela política, normalmente de izquierdas, por ejemplo, el anarquismo, el comunismo, el socialismo, o incluso, el nacional-sindicalismo en la época franquista.

A veces sucede que se unen ciertas ideologías y eso provoca que surjan nuevos movimientos, siendo un ejemplo muy claro el anarcosindicalismo. Esto quiere decir que combina la lucha de la clase obrera con la ideología que tienen los anarquistas, todo ello llevado al ámbito del trabajo.

Sindicatos de patronos

En algunos países lo que sucede es que hay posibilidad de crear los sindicatos de patronos o más conocidos como los gremios de las personas que ofrecen trabajo.

Lo que intentan es custodiar una negociación entre trabajador y empleador siguiendo las reglas de los sindicatos para conseguir un equilibrio que beneficie a ambas partes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *