Características del texto científico

Un texto científico es un documento escrito que contiene diversos términos y teorías que tienen como fundamento el conocimiento científico y se expresa mediante un lenguaje totalmente técnico y especializado. Este tipo de texto proviene del resultado de una extensa investigación científica que se debe manifestar de forma concreta y bien estructurada con los datos, las pruebas, las hipótesis, etc.

El autor del texto científico tiene que tener en cuenta que no puede utilizar ambigüedades ya que el significado de las palabras debe ser solo uno, entonces esto deriva en el rechazo a la subjetividad resaltando los datos y no las opiniones.

A continuación se van a mostrar las características más destacadas del texto científico.

El texto científico está escrito con una terminología muy específica y sin ambigüedades

Claridad y precisión

Es muy importante que el texto científico sea claro y para eso es necesario que las frases estén bien construidas y ordenadas siempre manteniendo la “sencillez” que le caracteriza. Además, debe ser preciso eludiendo terminologías ambiguas y subjetivas, entonces para eso es necesario emplear conceptos con un solo significado y significante.

Fundamentado en una investigación real

Cualquier texto científico tiene la obligación de estar fundamentado en una investigación científica y no en base a las opiniones del autor. Hay que tener en cuenta que es importante que lo que afirma el texto sea real y verídico ya que la indagación debe poder probarse mediante leyes científicas o hipótesis.

Es importante que todas las personas a las que va dirigida este tipo de texto puedan comprenderlo, por lo que es un tipo de literatura que está enfocada en el grupo científico para comunicar y esclarecer algún proceso.

Estructura del texto científico

El texto científico tiene una estructura lógica y coherente porque sino los lectores podrían perderse fácilmente al ser conceptos muy específicos con una terminología muy concreta.

La parte externa se forma con los elementos pretextuales como la portada mientras que la parte interna tiene en su interior la hoja de aprobación, el sumario en el idioma del país natal, la sinopsis y los reconocimientos. En el caso de los elementos textuales, el texto científico está formado por la introducción, el desarrollo y la conclusión, sin olvidarnos los postextuales que son las referencias, el anexo y el índice.

Aspecto colaborativo

En la colectividad científica este tipo de texto que engloba una actividad del ámbito científico se ve como un trabajo para realizarlo en conjunto. Este es el motivo por el que muchos de los documentos o textos tienen varios autores, demostrando el trabajo grupal que se hace en el laboratorio o la ayuda entre compañeros para los distintos proyectos.

Una vez que comenzó a desarrollarse de forma óptima la tecnología de Internet, el aspecto colaborativo entre la multitud de científicos de todo el planeta se incrementó haciendo posible unos textos científicos bien desarrollados y con mucho peso.

Lista de referencias

Es obligatorio que una vez que se termina de redactar el texto se exponga cuáles son los referentes bibliográficos para poder saber cuáles son las fuentes empleadas durante la investigación, siempre ordenados en orden alfabético y escritos con algún sistema como el APA,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *