Características de Aristóteles

Aristóteles nació en el país de Macedonia en el año 384 a.C y posteriormente se fue a la capital de la filosofía para asistir como alumno a la Academia de Platón, la cual se encontraba en su máximo esplendor. Fue discípulo de Platón pero no quiso seguir su camino ya que se orientó más a la realidad que a aquel mundo ideal ideado por su maestro y por eso desarrolló distintos principios que dieron paso a descubrimientos como la Lógica o los estudios sistemáticos de distintas áreas.

Durante toda su vida escribió más de 300 obras en las que se centró en muchas de las ramas del saber ampliando todos los conocimientos posibles para dejar constancia de ello, algunas de ellas fueron la metafísica, la biología, la astronomía y la política.

En este artículo relacionado con la filosofía se van a mostrar algunas de las características de Aristóteles, uno de los filósofos más importantes junto a Platón y Sócrates.

Aristóteles es uno de los filósofos que prefirió desarrollar conocimientos relacionados con la realidad

Aristóteles fue el fundador del Liceo

Destacó por ser el fundador del Liceo en Atenas, una escuela donde enseñó a sus aprendices basándose en el modelo de la Academia de Platón en donde estuvo alrededor de 20 años como alumno. Es cierto que había diferencias ya que en esta escuela si que se realizaban clases gratuitas y públicas, además de seguir una línea empírica-naturalista impartiendo lecciones, debatiendo y realizando todo tipo de comentarios de texto notables.

Aristóteles fue el maestro de Alejandro Magno

Uno de los discípulos más conocidos de Aristóteles fue Alejandro Magno. Todo comenzó cuando su padre Filipo II le estuvo entrenando en las arte militares, momento en el que le ofreció a Aristóteles que le educase para que posteriormente fuera el rey correcto y prestigioso de Macedonia. Es cierto que Magno durante todo su mandato modificó el sistema político del país, además de conquistar varias zonas del planeta Tierra como el país egipcio o algunas áreas del Norte del continente asiático.

Aristóteles fue una persona observadora y reflexiva

Este filósofo se caracterizó por ser un individuo que observaba, analizaba y reflexionaba sobre los distintos aspectos que existen en la realidad. Algunos de los ejemplos son el lenguaje, la metafísica, la lógica como una disciplina independiente, la política, los seres vivos, los estilos de vida de cada región, etc.

Aristóteles destacó el pensamiento sistemático

El pensamiento de Platón era más descentralizado y desordenado mientras que Aristóteles destacó por todo lo contrario al manifestar un pensamiento totalmente estructurado, metódico y sistematizado, sin olvidar la coherencia y el orden.

Según este filósofo, antes de comenzar cualquier investigación era fundamental concretar los instrumentos a utilizar, en este caso el lenguaje y la lógica, y una vez estaba seleccionado se pasaba al siguiente punto que era tratar los temas en cuestión como la metafísica. Una vez que ya se había solucionado los problemas teóricos se pasaba a la práctica, es decir, a la política y la ética, y posteriormente para terminar se tocaban temas ligados a lo poético como la retórica.