Características de la autoestima

La autoestima es un término fundamental que significa la valoración que uno hace sobre sí mismo y se determina en base a pensamientos, emociones, sentimientos y experiencias que se han experimentado durante toda la vida. Esto puede generar una autoestima baja al sentirse incómodo con no ser lo que esperaba o una autoestima alta por tener un sentimiento positivo.

Esta valoración no tiene porque ser permanente sino que puede ir variando durante el paso del tiempo al vivir nuevas experiencias con el mundo exterior e interior. Por lo tanto, la autoestima no se da desde el nacimiento sino que se desarrolla con el paso de los años a partir de la socialización.

En este artículo sobre la autoestima se van a mostrar las características más relevantes.

La autoestima es una valoración que cada uno hace sobre si mismo

Las distintas personalidades

La personalidad es una característica elemental y se divide en dos:

  • personalidad elevada: las personas con este tipo de personalidad tienen una autoestima alta y se identifica al ser firme con sus ideas, aceptando cuáles son sus fortalezas y debilidades siempre y cuando sean constructivas. Además, son capaces de mostrar su desconocimiento sobre algo sin temor a que sean expuestos de forma negativa y saben pedir perdón con naturalidad.
  • personalidad baja: las personas con este tipo de personalidad tienen la autoestima baja y se ve cuando siempre están manifestando sus defectos en todos los aspectos eludiendo sus fortalezas.

Los pensamientos


Las personas que tienen una autoestima alta se muestran con pensamientos positivos y si hay algún que otro obstáculo que superar le hacen frente sacando el lado positivo. Mientras que las personas que tienen una autoestima baja no tienen pensamientos positivos, esto deriva en aceptar el vencimiento antes de tiempo o la solución al problema de manera pesimista.

La participación afectiva

Por un lado, la personas que resaltan por tener empatía al mostrar esa participación afectiva hacia otra persona o incluso hacia si mismo tienen una autoestima alta. Por otro lado, las que padecen una autoestima baja no muestran demasiada empatía con lo que no saben muy bien que es lo que le pasa a la persona que tienen al lado. Esto es provocado por pensar solo en lo que le pasa a uno mismo aunque realmente lo hacen de forma inconsciente, hecho que les hace convertirse en una persona tóxica.

La seguridad en uno mismo

La seguridad que cada uno tiene sobre si mismo es importante para realizar diferentes acciones a lo largo de la vida, por eso las personas con una autoestima alta son capaces de mostrar sus sentimientos con total naturalidad y no tienen miedo a relacionarse. El caso de las personas con autoestima baja es totalmente contrario ya que tienen pánico a mostrar sus cualidades al no tener esa seguridad en uno mismo.

El estilo de comunicación

La asertividad es un estilo de comunicación que permite mostrar las opiniones que uno tiene y defenderlos de manera eficiente.

Esta es una de las características de la autoestima, entonces si las personas defienden de forma segura y sosegada cual es su punto de vista acerca de cualquier cosa la autoestima es alta. Si la autoestima es baja, lo que ocurre es que las personas son fáciles de manipular y sus pensamientos y creencias son modificables dependiendo lo que opinen los demás.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *