Características del barroco

¿Qué es el barroco? Se define así al movimiento artístico y cultural que se dio a conocer en el continente europeo en el siglo XVII y también en la mitad del XVIII, y se centra en todas las artes plásticas y en el teatro, la literatura y la música. Al inicio se utilizaba este concepto de manera despectiva para señalar la exageración y la extravagancia de algunos artistas de aquella época.

Las características más destacadas del barroco son la dominación de la decoración sobre la estructura, la necesidad de encontrar sensaciones de movimiento, el reflejo de la sensualidad y no tanto de la sensatez y la insistencia por crear la sensación de profundidad.

En este artículo se muestran las características del barroco de forma extendida.

El barroco es un movimiento cultural y artístico que surgió en Europa

El barroco es de carácter realista

Este movimiento estuvo influenciado por las guerras religiosas que ocurrieron en Europa, por eso es normal que tuviese un carácter realista con un toque grotesco que en ocasiones refutaba a la religión. Lo que se reflejaba eran capítulos conocidos de la Sagrada Biblia y también episodios de la escasez económica que hacía enfrentar a los individuos a la verdadera realidad.

Los temas del barroco

Los tres temas más importantes son los siguientes:

  • Religioso: durante más de 100 años fue el estilo más deseado y representado por la Iglesia católica.
  • Político: pusieron mucho énfasis en el contenido político con reyes o políticos en las manifestaciones artísticas de la música, la pintura y la arquitectura.
  • Burguesa: se representaban escenas del día a día y también de muchos paisajes.

El barroco: arquitectura

En la arquitectura barroca se ofrecía una decoración muy exuberante ya que querían prevalecer las figuras con curvas cóncavas y convexas, además de los juegos ópticos para hacer creer al espectador una cosa u otra.

El barroco: escultura

Les apasionaba representar el movimiento con la ayuda de la iluminación consiguiendo obtener diferentes perspectivas, también llamaban la atención los cuerpos desnudos pero siempre asimétricos rompiendo con los estereotipos ya que no querían la perfección y por último, reflejaban la naturaleza pero sin embellecerla.

El barroco: literatura

La literatura en el barroco se manifestó a través del pesimismo empleando técnicas retóricas con un lenguaje ostentoso, demasiado profuso y lleno de adjetivos. La vida del día a día se representaba en forma de lucha, sueños, ilusiones o incluso todo lo contrario que eran las mentiras, una buena forma de meter en una burbuja a los lectores.

El barroco: pintura

La técnica principal de la pintura en la época del barroco fue el óleo sobre el lienzo representando el naturalismo y la diferencia entre lo vetusto y lo horrendo, con lo que predominaban las formas sensuales y excéntricas.

También pusieron énfasis en los colores y la forma de realizar contrastes con la luz dando lugar al tenebrismo, además les apasionaba dar volumen y profundidad a los objetos que pintaban jugando así con las perspectivas.

El barroco: música

En el barroco la música se caracterizaba por conseguir la armonía con lo que desarrollaron una técnica en la que el lenguaje vocal quedaba reducido a nada al querer resaltar el lenguaje instrumental.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *