Características de una buena comunicación

¿Qué es la comunicación? Se define como la acción de comunicar, es decir, un proceso en el que se debe enviar y recibir cierta información. Para que este proceso pueda realizarse es necesario un emisor, un receptor, un mensaje y un canal por el que se envía, ya sea papel para una comunicación escrita o aire para una comunicación oral.

Una buena comunicación siempre tiene que tener una finalidad:

  • Entretenimiento: para divertirse y amenizar
  • Informativa: para dar una información en concreto
  • Formativa: para que la otra persona aprenda algo
  • Persuasiva: para convencer de hacer alguna acción
  • Expresiva: para expresar sentimientos o emociones

Una buena comunicación es necesaria para la convivencia de los individuos en el planeta Tierra ya que es imprescindible interactuar, por eso en este artículo manifestamos las características más importantes.

Una buena comunicación conlleva naturalidad, claridad, coherencia y sencillez

Importancia de la buena comunicación

La comunicación es muy importante en la sociedad ya que cualquier situación legal, privada, cultural o religiosa necesita la interacción de dos o más individuos de forma clara.

Los seres humanos somos seres que necesitamos vivir en comunidad y el objetivo colectivo es tener una buena comunicación para compartir conocimientos, ofrecer nueva información o dar correcciones, entre otros.

Saber preguntar y escuchar

En una buena comunicación es fundamental que el emisor sepa preguntar y el receptor escuchar, de esta forma se consigue una charla más fluida sin olvidar el respeto que es un valor imprescindible.

Saber preguntar

  • Preparar las preguntas a realizar e incluso las que pueden aparecer  de forma espontánea en la comunicación
  • Importante saber qué preguntar
  • No comenzar un diálogo con una pregunta
  • Si hay un grupo la pregunta debe lanzarse de forma generalizada
  • Preguntas de opinión que no se puedan cuestionar

Saber escuchar

  • Importante la educación, el entendimiento y la empatía
  • Prestar atención y no estar pensando en otras cosas
  • Mostrar que está escuchando: asentir con la cabeza, hacer un resumen breve o utilizar monosílabos
  • Escuchar sin interrumpir al que está hablando

Naturalidad

La naturalidad es una de las características más complicadas de conseguir en una correcta comunicación, esto se refiere a que se necesita una expresión viva y espontánea sin rozar la vulgaridad. Esto requiere un ensayo de la intervención para confirmar que el mensaje a transmitir sea entendible.

Claridad

La claridad conlleva el manifestar ideas de una forma determinada con oraciones muy elaboradas y con palabras que no incitan a la duda, con lo que es mejor reflexionar y detenerse en explicar la información correctamente.

Coherencia

Una correcta comunicación implica una coherencia ya que se tiene que tratar la información de manera lógica vinculando unas ideas con otras y resaltando los hechos objetivos y las opiniones.

Sencillez

La comunicación no significa que se tenga mostrar la cultura del emisor, sino que el receptor entienda la información fácilmente.

La mayoría de veces la manera más sencilla de hacer una buena comunicación es seleccionar adecuadamente los vocablos y las expresiones que se van a utilizar en la oración, es decir, sencillo pero riguroso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *