Características de la cerámica

¿Qué es la cerámica? Se define así a un elemento de la era del neolítico que se usa con una finalidad muy concreta: la decoración y la utilización de la misma. Se consigue a través de materiales como la arcilla, ya que se amasa y se moldea para darle la forma que uno desea y se expone al calor para que consiga rigidez.

Las propiedades más destacadas de la cerámica son el color y la apariencia, y esta última, depende de la falta de pureza y de los materiales que se utilicen en la decoración. También destaca la resistencia fuerte del material, la propiedad de tener poros y la impregnación.

A continuación se exponen las características más destacadas de la cerámica.

La cerámica es un producto elaborado a partir de arcilla

Características generales

  • No es combustible: este material proporciona mucha más seguridad para el ámbito de la construcción.
  • No es oxidable: este material se caracteriza por ser muy estable ya que el agua no es capaz de alterar su estado.
  • Resiste a la corrosión y a la abrasión: este material no se ve dañado por ciertas sustancias químicas.

Herramientas a usar en la cerámica

Las herramientas que se utilizan para la fabricación de la cerámica son el horno y el torno, también hay que tener en cuenta otros como la pintura y los pinceles si se desea decorar. A su vez, se emplean instrumentos como cortador de barro, compás metálico de escultura y media luna de metal flexible.

Enlaces de la cerámica

La cerámica tiene dos tipos de enlace:

  • Iónico: sucede cuando se junta un metal con un no metal, y, destaca por poseer una fuerte atracción que conlleva a transferir los electrones del metal al no metal.
  • Covalente: se basa en la unión de dos no metales que se centran en compartir electrones. Cuantos más electrones más fuerte va a ser el enlace covalente.

Este tipo de enlaces producen más elasticidad y resistencia, dureza, poca expansión térmica y alta fusión térmica.

Material de la cerámica

La cerámica de toda la vida está elaborada con arcilla, pero actualmente, hay cantidad de materiales cerámicas que sirven para distintos sectores como la medicina.

El material de cerámica más básico es el barro rojo, el cual está elaborado con silicatos de aluminio por la disgregación de rocas con óxido de hierro. El material más avanzado se elabora con un óxido de bario y titanio, un compuesto inorgánico y polvo blanco y transparente.

La cerámica es refrectaria

La cerámica se caracteriza por ser muy resistente a temperaturas muy elevadas, básicamente se fabrica en hornos que alcanzan los 1.000ºC aproximadamente. Incluso se puede buscar una mejor solución añadiendo a la arcilla óxidos de berilio y aluminio, eso sí, el horno debe estar a 1.300ºC o 1.600ºC con un enfriamiento muy pausado.

La cerámica es única

En la cerámica es difícil hallar dos piezas que sea exactamente iguales.

Hay que recordar que aunque la tecnología ha avanzado al igual que los procesos de fabricación, la cerámica es un elemento que sigue siendo un producto natural fabricado con arcilla y con una cocción alta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *