Características del neolítico

El neolítico también llamado edad de piedra pulida comienza cuando la etapa mesolítica termina y finaliza cuando va a comenzar la edad de bronce. Esta etapa dura 5.000 años, desde el año 8.000 a.C hasta el año 3.000 a.C y se agrupa con el paleolítico y el mesolítico para formar lo que se denomina la famosa “Edad de piedra”.

Es un periodo en el que la cerámica, la danza, el arte, la agronomía, la ganadería y la domesticación de algunos animales estaban a la órden del día. El desarrollo se dio en la zona Mediterranea oriental, en la vaguada del Nilo y en algunas zonas del norte de Europa, además de en Asia oriental y América.

El neolítico fue una etapa muy importante y en este artículo se van a mostrar algunas de las características que marcaron aquel periodo.

El neolítico es uno de los tres periodos de la Edad de piedra

Población del neolítico

La población pasó de ser nómada a ser sedentaria con un hogar concreto ya que se había comenzado a desarrollar la agricultura y la domesticación, y todo eso hizo que se originasen tribus, aldeas, pueblos, etc. Las primeras comunidades se establecieron al lado de los ríos y los lagos con el objetivo de que el agua sirviese para regar el suelo y así poder cultivar. Además, estas comunidades crearon una nueva forma de organizar el trabajo, siendo los hombres quienes cazaban, pescaban y ofrecían una seguridad y las mujeres quienes cuidaban a sus hijos y preparaban la comida.

Domesticación de los animales

En aquella etapa comenzó la domesticación de los animales de granja y los caballos, un hecho que hizo que la calidad de vida fuese en aumento. Además junto a la agricultura ayudó a que el ser humano pudiese elaborar alimentos que hasta ese momento no fueron posible.

Elaboración de muchas herramientas

En el neolítico los seres humanos empezaron a pulimentar la piedra en vez de esculpirla, de esa forma podían elaborar azadillas y guadañas, entre otros. El buen manejo de estas herramientas hizo que se crearan nuevas técnicas como la cerámica y la elaboración de telas, así fueron capaces de fabricar cuencos que valían para guardar la comida que elaboraban.

Economía del neolítico

En la etapa del neolítico, la agricultura y la ganadería eran las dos maneras de que se generase algún beneficio económico.

De ahí surge el nuevo concepto trashumancia que es un tipo de pastoreo en el que anualmente se desplazan los rebaños desde los sitios altos designados para verano a los sitios bajos designados para invierno. Así, los pueblos podían mantener un contacto y crear una comunicación, lo que fomentó la expansión de métodos para el crecimiento de la ganadería, la agricultura y la cultura del neolítico.

Arte del neolítico

Por último, el estilo del arte dio un cambio total ya que se enfocaron más en lo abstracto de las expresiones artísticas de la Edad de piedra. Muchos de los temas de las pinturas prehistóricas eran los momentos en los que cazaban, imagenes que se encontraron en las cuevas del oeste de Europa.