Características de la civilización romana

Roma es una ciudad que se originó en la península italiana en el año 753 A.C en una zona que destacaba por su paso comercial denominado “el Paso del Tiber” y por eso llegaron personas de las montañas albanas y sabinos. La civilización romana manifestó que su actividad principal era la agricultura y destacó desgraciadamente por la explotación esclava y las ganancias de sus provincias.

Hay que añadir que tenían como objetivo conquistar distintas ciudades del planeta Tierra contando a todos las riquezas valiosas de su organismo social a la vez que iban construyendo el sólido edificio de su constitución interior.

En este artículo se manifiestan las características más destacadas de la civilización romana como la economía, la arquitectura y demás.

La civilización romana destacó por su arquitectura como el Coliseo Romano

Sociedad romana

  • Hombres libres: los terratenientes llamados patricios, los plebeyos que eran los que trabajan en el campo, en el comercio y los que elaboraban objetos de uso doméstico, y los libertos.
  • Hombres sin libertad: los esclavos ya que eran personas que pertenecían a otras y no recibían una recompensa económica por el trabajo que ejercían.

Economía romana

La economía romana se basó principalmente en la agricultura, teniendo en cuenta que este último se fundamentó en distintas fincas para cultivar productos como el cereal, el trigo o la oliva, también explotaron la sal para conservar los alimentos. Respecto a la ganadería era una actividad consagrada que se centró en criar a los ganados, por ejemplo a los rebaños los tenían apacentados en pastos comunales que eran del Estado.

La economía también tuvo su auge al desarrollarse actividades como el comercio mediante banqueros, arquitectos, tintoreros, alfareros y zapateros, los cuales vendían los productos que habían elaborado ellos mismos.

Religión romana

La religión tenía dos tipos de culto, el primero se ejecutaba en los hogares para afianzar el vínculo ya que existían santuarios en las mismas y el segundo se realizaba en cualquier zona pública dirigida a la patria y al Estado y más adelante al emperador.

La sociedad romana era politeísta ya que creían en la existencia de varios dioses (egipcios, griegos) y el gobierno organizaba ritos espirituales para buscar la paz interior y el reconocimiento de uno mismo.

Ciencia, literatura y bellas artes

La civilización romana se centró en tres ramas que procedían de la Antigua Grecia como la ciencia, la literatura y las bellas artes, siempre añadiendo ese espíritu romano para colaborar con los fines políticos. El arte también tenía un carácter político y les fascinaba la pintura griega pero eso no hizo que la imitaran, más bien se inspiraron en ella ofreciendo un toque personal.

Arquitectura romana

Una de la arquitectura más destacadas de la civilización romana fue el coliseo romano que comenzó su construcción el el año 71 A.C.

Otra de las más destacadas contribuciones de la civilización romana fue la arquitectura que tenía como objetivo principal eludir la idealidad de la belleza. A su vez construyeron templos y edificios urbanos como acueductos, puentes, circos, arcos del triunfo, calzadas, etc.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *