Características de la comunicación escrita

¿Qué es la comunicación escrita? Se define así a un tipo de comunicación que se basa en la palabra o en cualquier otro tipo de código escrito. El emisor y el receptor deben de comprender el mismo código para que la comunicación entre ambos sea totalmente efectiva. Es el emisor quien escribe y el receptor quien lee, mientras que el canal es un dispositivo físico, ya sea una hoja en blanco como una pantalla de ordenador.

La comunicación escrita tiene una ventaja muy grande y es que el sujeto no tiene que estar en un lugar y en un tiempo en concreto, con lo que no hace falta que sea inminente, pero, el mensaje sí que puede durar hasta el final de los días.

En este artículo se muestran las características de la comunicación escrita, un término que sirve para el intercambio de información escrita entre dos o más participantes.

La comunicación escrita no está sometida al espacio ni al tiempo

Recepción en diferido del mensaje

Una de las características más destacadas de la comunicación escrita es la recepción del mensaje. Cuando hay una comunicación oral, el mensaje se recibe al instante, pero en este tipo de comunicación, hay un tiempo sin límite entre que el emisor escribe el mensaje y el receptor lo lee.

Poco espacio para la reiteración

La comunicación escrita ofrece poco margen para la redundancia ya que la exigencia es mucho mayor al no poder expresar lo que el emisor desea mediante el lenguaje no verbal. Entonces es fundamental usar palabras con una precisión mucho mayor para que no parezca todo muy repetitivo, con lo que predomina la originalidad.

Planificación previa

Normalmente, la comunicación escrita no se rige por la improvisación si no todo lo contrario al tener unas condiciones que se deben cumplir. Si tiene un objetivo preciso se plantea el enfoque para conseguirlo y se planifica el contenido del mensaje. Entonces, el emisor realiza un pequeño esquema para organizar el texto y exponer las ideas más importantes y con sentido alguno.

Vocabulario adaptado

El vocabulario de la comunicación escrita depende del texto, por ejemplo, en uno infantil el vocabulario es mucho más sencillo que en uno técnico al ir dirigido a gente especializada. Entones es importante que el emisor sepa a quien dirige ese texto y use las palabras adaptas al mismo.

Claridad y orden

El texto de una comunicación escrita debe ser claro porque el receptor no tiene la opción de preguntar las dudas que le surgen al leerlo. El emisor tiene que facilitar la tarea y eso significa que el texto tiene que ser sencillo, claro y ordenado.

Cohesión de ideas

En un mismo texto puede que aparezcan varias ideas y algunas de ellas sin conexión alguna. La labor del emisor es unir los temas mediante una cohesión sensata y que se forme un único tema.

Por ejemplo, si hay un párrafo en el que se explica una idea y el siguiente va sobre otra, lo mejor es que el emisor haga referencia de la primera idea en el segundo párrafo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *