Características del cubismo

¿Que es el cubismo? Se define como un movimiento vanguardista que comenzó en el siglo XX en Europa y destacó por emplear figuras geométricas, sobre todo, triángulos, rectángulos y cubos, como su propio nombre indica. El objetivo principal era quebrar toda representación naturalista y apoyar y reivindicar diferentes planos de forma sincronizada sobre una superficie como un cuadro.

A partir de ahí empezaron a crearse otros movimientos vanguardistas pero el cubismo fue el pionero al ser el que luchó por romper con la perspectiva tradicional, que fue la características más importante del Renacimiento.

A continuación se van a mostrar las características de este movimiento vanguardista que tuvo mucha importancia por su forma de ver el mundo.

El cubismo es un movimiento vanguardista que tuvo su auge en el siglo XX

Manejo del color

En el impresionismo y el fovismo se empleaban muchos colores pero los artistas cubistas decidieron romper con esa característica y utilizaron colores más apagados como grises, verdes, marrones, etc. De hecho, en los primeros años utilizaron una paleta monocromática y después fueron ampliando los colores gradualmente.

Figuras y objetos

Les apasionaba experimentar con las figura y los objetos, concretamente, indagaron en las formas abiertas, traspasando objetos que estaban en primer plano y se combinaban con el fondo. Esto quiere decir que el cubismo rompió con la perspectiva tradicional, es decir, aquella en la que los objetos estaban en el mismo plano, y de esta forma, refutó la apariencia real.

Nuevos materiales

En el cubismo los artistas decidieron que las obras no solo iban a estar compuestas por pintura sino que se añadirían más materiales. Así fue ya que comenzaron a utilizar collages donde combinaban el óleo con el plástico, metales, cuerdas, papeles y otros materiales más del día a día.

Referentes pictóricos

Los referentes pictóricos siguieron siendo los bodegones, los maravillosos paisajes y los míticos retratos pero se centraban en el modo en el que se representaban. El concepto que querían transmitir era que el arte no era una imitación del mundo real con lo que no tenían muy en cuenta la estética como tal. Uno de los ejemplos más destacados fue el collage, es decir, una técnica para ensamblar diversos elementos en un todo unificado.

El cubismo en la literatura

Gustav Apollinaire fue un un poeta, novelista y ensayista francés muy ligado al movimiento del cubismo y decidió implantarlo en la literatura. En sus ideogramas y caligramas intentó plasmar formas simbólicas del mensaje literario, utilizando el propio texto. Su objetivo fue romper las barreras de los géneros artísticos y los mezcló con la poesía visual para conseguir obras que más adelante usaron los surrealistas para inspirarse.

El cubismo en la escultura

Muchos artistas crearon estatuas en las que se podían observar el matiz del cubismo, por ejemplo, Pablo Picasso, Henri Laurens, Pablo Gargallo y Alexander Achipenko.

En la escultura el principio cubista se basó en reutilizar el material desecho mediante distintas técnicas como el collage, y, de esta forma consiguieron trabajar en distintos bloques creando figuras tridimensionales que tenían orificios en la superficie.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *