Características de la cultura míxteca

La cultura míxteca formó parte de la civilización mesoamericana que se dio en el continente americano en la etapa prehispánica, concretamente desde 1.500 a.C. hasta 1523 d.C., con lo que vivieron determinados años a la par que la civilización egipcia. El pueblo míxteco es el antecesor de la población residente en el sur de México ya que en ese lugar es donde se hallaban establecidos en un área con una extensión de 40.000 km2.

Como casi todas la comunidades aborígenas, éstos comprendieron sus adoraciones religiosas a los astros, mantuvieron una escala social diferenciada por castas, además de resaltar en el área artístico, arquitectónico y escrito al crear un sistema de escritura logográfico.

Por lo tanto la cultura míxteca son los elementos que resaltaron en esa civilización durante un periodo largo de años y a continuación se van a resaltar algunas de las características.

La cultura míxteca son aquellos elementos compartidos por esa civilización

Organización social míxteca

Como muchas de las civilizaciones mesoamericanas, la sociedad míxteca se organizó mediante una pirámide jerárquica diferenciando a los individuos por su estatus:

  • Gobernantes, caciques y sacerdotes.
  • Nobles: las personas que tenían la labor administrativa.
  • Campesinos, comerciantes, artesanos, etc.
  • Siervos y esclavos.

Organización política míxteca

La civilización míxteca se distinguió por no estar estructurada por un gobierno particular y central si no que eran una sucesión de poblaciones que a veces tenían dilemas intrínsecos.

Las poblaciones mesoamericanas tenían una organización militar y decidieron instaurar señoríos de manera independiente en cada zona, además la cultura míxteca fue capaz de tener una comunicación natural con otras culturas diferentes iniciando acuerdos militares.

Economía míxteca

En cuanto a la economía míxteca era similar a otras civilizaciones mesoamericanas porque se mantenía gracias a la agricultura, la caza, la pesca y el trueque comercial con otros poblados. Los elementos más fundamentales que se plantaban y se comercializaban eran el fréjol, el maíz y el ají, aparte del algodón y el cacao.

Arte míxteca

El arte se manifestó de diversas maneras, mostrando una singular vehemencia en la orfebrería (oro plata y otros metales), la alfarería y la cerámica en la que decidieron plasmar creencias religiosas. También destacaron en la arquitectura sobre todo en la decoración de los edificios que se centraban en las grecas míxtecas y en la escultura al emplear como utensilios distintos tipos de piedras como la calaíta y el jade.

Escritura míxteca

Actualmente los códices míxtecos y otros tipos de escrituras se emplean para analizarlos en el ámbito lingüístico, etnográfico e histórico para poder conservar la identificación de los individuos míxtecos.

El sistema escrito que se empleó en aquella época fue la logográfica con lo que estaba fundamentada en símbolos y fueron los delegados en registrar genealogías, momentos históricos como cruzadas, pactos y luchas, y las fábulas de la etapa histórica del contienente americano hasta que llegaron los europeos.

Religión míxteca

La religión era politeísta, es decir, no sólo creían en un Dios sino en varios, también tenían un lado animista, es decir, que los dioses eran capaces de simbolizar a lugares y a objetos, los más destacados eran el Dios del agua, de la lluvia, de la fertilidad y de los cazadores.