Características del derecho internacional público

El derecho internacional público es la rama del derecho que se centra en analizar y estudiar la actitud que tienen los Estados y otros sujetos internacionales con el objetivo de favorecer la cooperación y la negociación como garantía para la paz. A diferencia de otras ramas del derecho, esta se ocupa en mediar jurídicamente entre entidades soberanas y en restringir asuntos de interés público en la comunidad internacional.

Se caracteriza por ser coordinativo, es decir, intenta conducir el conflicto mediante canales regulares, equitativos y pacíficos, por eso mismo hace posible que se construyan normas aceptadas por todos los Estados participantes.

Para saber cuáles son sus características más importantes, te aconsejamos que sigas leyendo.

El derecho internacional púbico está destinado a regular las relaciones externas entre sujetos soberanos

Características generales

  • Se conoce por ser un derecho de coordinación, por lo tanto no posee órganos centralizados y la responsabilidad es de todos.
  • Los Estados deben enfocarse en crear relaciones armoniosas y pacíficas.
  • Debe haber un bien común para la colaboración de todos los Estados.
  • Tienen que formarse vínculos políticos que son elementales para la vida de los Estados.
  • Las relaciones entre ellos están regidas por leyes generales que tienen que ver con la sociedad.

La creación de la ONU

El derecho internacional público se caracteriza por ser quien se encarga de crear la Organización de las Naciones Unidas después de la Segunda Guerra Mundial, que anteriormente se conocía como Sociedad de Naciones.

Este nuevo organismo al que están suscritos actualmente 193 países ha hecho que se forme una constitución de un sistema legal que medie cuando hay tensiones internacionales. Por eso mismo tiene como objetivo conseguir la cooperación internacional para solucionar problemas globales.

Tratados voluntarios

El derecho internacional público se sostiene en el acuerdo de que las relaciones que se forman entre unas y otras naciones deben tener unos beneficios mutuos, los cuales son mucho mejor que ir a la guerra.

Estos vínculos tienen que regirse por tratados voluntarios, es decir, las naciones deben ser quienes se suscriban sin que les sometan a una presión por ello, considerando que dicho ordenamiento es independiente de quiénes ejerzan sus gobiernos.

El tratamiento a los extranjeros

El tratamiento a los extranjeros es fundamental, ya que es una ley que brinda el respeto a los consulados, las embajadas y las representaciones diplomáticas. Estos ofrecen sus servicios a los que pertenecen a la misma nación en suelo extranjero, además de conciliar en eventos jurídicos respecto a las personas con dicha nacionalidad.

El “derecho” a la guerra

Al igual que hay leyes que tienen como objetivo conseguir la paz, también hay otras que rigen lo aceptable en una situación de guerra, pero hay unas condiciones y son las siguientes:

  • En defensa de la seguridad nacional.
  • Para un cometido multilateral de seguridad grupal.
  • Fuerza de paz por parte de un organismo internacional.

Los derechos humanos fundamentales

Este acuerdo de los derechos humanos fundamentales y el castigo a aquellos que se los saltan es una de las normas más importantes aceptada en todo el mundo.

La Declaración Universal de los Derechos Humanos fue elaborada por representantes de todas las regiones del mundo con diferentes antecedentes jurídicos y culturales. Los organismos internacionales que quieren la paz defienden la lista de estos derechos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *