Características del dinero

El dinero se define como un objeto de intercambio que se presenta en forma de monedas y billetes, que la sociedad en su conjunto acepta para el pago tanto de bienes como de servicios. Son tres las características básicas del dinero: es un medio de intercambio, resulta sencillo de guardar y transportar, y es una unidad cuantificable ya que se puede analizar a través del dinero cuál es el valor de los distintos bienes y servicios.

El valor del dinero no reside en el propio papel con el que se fabrican los billetes o el metal de las monedas, sino que el importe se da a raíz del aval y la certificación emitida por la entidad emisora, como el Banco Central en España o la Reserva Federal en Estados Unidos.

¿Quieres conocer las características del dinero? Continúa leyendo.

El dinero facilita el pago de bienes y servicios

Características generales del dinero

  • Al dinero se le asigna un determinado valor, el cual es aceptado por todos los integrantes de la sociedad.
  • El valor del dinero responde a la ley de la oferta y la demanda.
  • Respecto a la demanda, viene dada por los bienes y servicios que pueden adquirir los consumidores finales.
  • En la gran mayoría de casos la oferta de dinero la controla la política monetaria del Gobierno.

El dinero es un medio de pago

Con el nacimiento del dinero se eliminó el sistema de trueque, facilitando en gran medida el pago de bienes y servicios. El sistema de intercambio de productos se volvió más efectivo y sencillo, de forma que las personas pueden intercambiar productos con mayor agilidad.

El dinero es una unidad de medida

Posibilita la existencia de un sistema de precios. Todos los bienes y servicios que pueden adquirir los consumidores finales tienen una determinada equivalencia en dinero en el mercado. De este modo, se convierte en una medida universal que permite realizar comparaciones sencillas entre los valores de distintos bienes.

Pagos a largo plazo

Gracias al dinero las personas pueden llevar a cabo actividades a futuro en el mercado, en las que una de las partes tiene la obligación de entregar a la otra bienes o servicios, habiendo recibido de ella un pago previo.

También se puede establecer lo que se conoce como operación de crédito, en la que el acreedor firma el acuerdo de entregar una determinada cantidad económica en una fecha posterior a la que recibió los bienes o servicios.

La oferta está controlada por el Gobierno

Es muy importante controlar el dinero que hay en circulación, de modo que el órgano responsable de ello es el Gobierno, quien se encarga de establecer las políticas monetarias.

La demanda del dinero depende de la economía

La demanda del dinero guarda una relación estrecha con la economía. Si aumenta la oferta de bienes y servicios que ofrecen las empresas, sería necesario que hubiese más dinero circulando para que los clientes pudieran adquirirlos. Esto se traduce en un aumento de la demanda de dinero por parte de los consumidores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *