Características del Estado de bienestar

El Estado de bienestar es uno de los desarrollos sociales más destacados que representa el poder que tiene el Estado sobre la forma de vida de la población, centrándose en la preocupación por ellos. Tuvo su auge en el continente europeo en la época de la postguerra, un proceso que sobresalió por motivo de la dos guerras mundiales que sucedieron en el planeta Tierra.

La finalidad del Estado benefactor fue que todos los ciudadanos tuviesen una vida plena y para ello optaron por reducir la miseria y aumentar la opción a conseguir vivienda. También incidieron en la sanidad y el incremento de sus servicios, en la mejora de la educación y en la dignidad para las personas de la tercera edad.

En este artículo se va a manifestar las características del Estado de bienestar.

El Estado de bienestar es un modelo donde se proporciona servicios a sus ciudadanos

Garantía de calidad de vida

En el Estado de bienestar lo más importante es fomentar el trabajo y que pueda ser alcanzable por todos los ciudadanos, así comenzaría a disminuir el desempleo y la falta de alimento. Entonces, tiene la necesidad de tener un control sobre el mercado y lo realiza mediante el desarrollo de un sector público vinculado con la economía y la creación de empresas públicas.

Aumentar el consumo

El consumo interno hace que se incrementen la obtención de puestos de trabajo en diversos sectores de la economía, de modo que se eleva el poder adquisitivo de la población y, en consecuencia, la economía interna crece ya que hay una mayor tendencia al gasto, así como al ahorro.

Garantía de un ingreso mínimo

Este tipo de Estado lo que genera es que haya un ingreso mínimo para todos los ciudadanos de dicho lugar, ya que opinan que es una especie de deber estatal y de derecho que todos y cada uno de ellos deben tener, incluidos los marginados socialmente.

Esto hace que el Estado de bienestar garantice que cada uno de los ciudadanos del país cuente con una determinada ayuda o beneficio económico, entonces es normal que se le vincule con la igualdad de los derechos y la equidad.

Contribución a la cultura y la educación

El Estado la recaudación que consigue la invierte en la cultura y la educación, una situación que lleva a tener todo el control imponiendo la ideología dominante sobre esos ámbitos aunque a veces la forma de intervenir varía un poco.

Negociaciones grupales

El momento en el que se produce una negociación empresarial entre los sindicatos y los jefes de la empresa, aparece un tercero en discordia que es el agente regulador.

El Estado benefactor tiene como objetivo que se genere un acuerdo entre el sindicato y la empresa, teniendo en cuenta que ese pacto debe ser equitativo.

Intervención de ciertas políticas

El Estado es capaz de participar a través de de las políticas financieras y políticas fiscales con el deseo de que se eluda la caída económica y los procesos sociales que son propensos a crear distintos enfrentamientos y revoluciones.