Características del gobierno democrático

La democracia se define como una forma de gobierno reconocido a nivel mundial en la que se defiende la soberanía del pueblo, por lo que los ciudadanos tienen derecho a escoger y controlar, de forma directa o indirecta, los gobernantes que acceden al poder. En general, el gobierno democrático se considera una de las formas más justas para todos los habitantes del país al deber respetar los derechos humanos consagrados por la Organización de las Nacionales Unidas.

Es muy importante saber que hay múltiples variaciones dependiendo el país en el que se instaure, pero deja de ser democrático cuando los que están en el poder ejercen una autocracia, dictadura u oligarquía dominante, incluso cuando no reconocen ciertos derechos a los ciudadanos.

Si deseas conocer las características del gobierno democrático, te aconsejamos que sigas leyendo.

El gobierno democrático es aquel cuyas autoridades emanan del pueblo

3 tipos de poderes

El gobierno democrático tiene la oportunidad de realizar una división de poderes, ya que es una forma de organizarse para tomar decisiones y controlas distintos órganos que son independientes entre sí.

  • Ejecutivo: se encarga de diseñar, planificar y ejecutar el proyecto del país.
  • Legislativo: tiene toda la autoridad para crear leyes y reformarlas.
  • Judicial: se encarga de interpretar las leyes para administrar justicia.

Garantía de derechos y bienestar común

El gobierno democrático tiene como objetivo cuidar el bienestar de todos sus ciudadanos, entonces es normal que se fijen en los derechos humanos, civiles y sociales, la libertad de expresión, la educación y sanidad gratuita y la inclusión de colectivos minoritarios. También es muy importante que se luche para conseguir igualdades sociales, acceso al conocimiento y denuncias contras sucesos que tienen que ver con la corrupción.

Representantes a través del sufragio

Es cierto que unas elecciones a través de sufragio no garantizan que los ciudadanos vayan a vivir en democracia absoluta, mientras que la ausencia del mismo sí que señala la ilegitimidad de los poderes públicos.

Un gobierno democrático llega al poder mediante el voto libre y cada cierto tiempo se relegitiman sus autoridades para asegurarse que siempre sean según lo que prefieran los ciudadanos. Por lo tanto, este tipo de gobierno debe controlar que las elecciones sean libres, universales y secretas.

Existe la libertad de expresión

Todos y cada uno de los habitantes del país tienen la total libertad de expresar su punto de vista acerca de todo sin miedo a que haya ninguna represalia o persecución por parte del Estado.

La libertad de prensa y de información son fundamentales para que el gobierno se considere democrático, tanto si va a favor como si no.

Principio constitucional

El país que tiene un gobierno democrático se basa en un principio constitucional, es decir, los valores éticos, sociales, legales e ideológicos consagrados en la Constitución Nacional (la ley fundamental que organiza el país).

A su vez, en la Constitución se instauran las garantías de la democracia y los derechos fundamentales para que todos los grupos sociales los tengan en cuenta y se establezca el principio de libertad e igualdad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *