Características de la corteza o litosfera

La litosfera es la capa más sólida y externa del planeta Tierra y se conforma por una zona rígida o sólida conocida como corteza terrestre y a ella le sigue otra llamada el manto, que se trata de un área intermedia con distintas rocas sólidas o en estado semifundido. Al ser la más externa de todas podemos decir que los seres humanos toman contacto con su lado más externo, ya que la misma equivale a cualquier continente e isla.

Hay dos tipos de litosfera:

  • Continental: tiene unos 120 km de grosor y está formada por la corteza continental y la parte externa del manto terrestre.
  • Oceánica: es más delgada que la anterior al tener unos 65 km de grosor y está formada por la corteza oceánica y el manto externo terrestre

A continuación te explicamos las características de la litosfera.

La litosfera es la capa externa y rígida de la Tierra

Características generales

  • Hay zonas en las que la temperatura y la presión son tan elevadas que se pueden fundir incluso las rocas, aunque eso no quita que sea la capa más fría.
  • Surgen cambios en el relieve al producirse las corrientes de convección.
  • Es ideal para generar los ecosistemas con flora y fauna, dos seres necesario como fuente de alimentación para la vida.
  • Está aislada en placas que tienen zonas de acción tectónica, sísmica o volcánica

Diferencia en la densidad

La densidad varía según el tipo de litosfera (oceánica o continental), lo que provoca que la primera sea capaz de deslizarse por debajo de la segunda en un proceso que se llama subdicción.

Temperatura más fría y menos presión

Respecto a la temperatura, esta capa es la más fría de todas pero, igualmente, cada vez que se va a acercando a la capaz más interna puede alcanzar los 1.200°C, lugar en el que se crean los procesos de fusión parcial.

Si nos detenemos en la presión, se haya en los 0,5 millones de atmósferas, lo que significa que es baja si se compara con la del núcleo que alcanza los 3,6 millones de atmósferas.

Movimiento de las placas tectónicas

Las placas tectónicas son fragmentos de la litosfera y se mueven de unas a otras, lo que provoca que se originen deformaciones en esta capa que, a su vez, causan la formación de cadenas de montañas.

Placa euroasiática

Se sitúa en Europa y en el territorio asiático, además de que abarca todo el fondo oceánico al este de la dorsal mesoatlántica, es decir, aquella que se extiende a lo largo del océano Atlántico.

Placa sudamericana

Abarca dicho subcontinente y una porción del océano Atlántico Sur y se dice que está muy activa y que posee diversos volcanes de mucha relevancia.

Placa norteamericana

Abarca muchas zonas: América del Norte, Cuba y las Bahamas, parte occidental del océano Atlántico Norte, parte occidental de Islandia, parte del océano Ártico y la zona siberiana al este de Veriovansk.

Placa del Pacífico

Abarca la mayor parte del océano Pacífico y se considera una de las más grandes al tener una extensión de 103.320.000 km.

Placa africana

Cubre África y se extiende hacia el oeste hasta la dorsal mesoatlántica, además se comenta que tiene una apertura en dicho continente que, dentro de unos años, causará una división de este continente.

Placa arábiga

Una placa muy pequeña que subyace bajo la península arábiga y parte del Oriente Próximo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *