Características de la novela picaresca

La novela picaresca es un subgénero literario que está redactado en prosa y resalta por situarse en una época muy importante como es el Renacimiento y el Barroco, que después de su esplendor en el primer tercio del siglo XVII comenzó a extenderse por Europa. Más adelante formó parte de unos pocos artistas con el fin de manifestar pasatiempos sobre el día a día ya que estaban seguros del declive de la nación de España.

Se comenta que este tipo de novela surgió como pantomima de la exposición de una serie de sucesos idealizadores de la época del Renacimiento como los relatos épicos, los textos de caballeros, la novela sentimental y la novela pastoril.

A continuación se manifiestan las características más llamativas de la novela picaresca.

La novela picaresca narra las vivencias del pícaro

El pícaro es el protagonista

Es esencial que en una novela picaresca el pícaro sea el protagonista de la historia y resalta por utilizar la astucia y los enredos para mantenerse con vida, además simboliza el deshonor en una época en la que el antónimo es lo más importante para la sociedad. También destaca por estar fuera de los valores, pensamientos e ideas de las clases más altas y su libertad está supeditada por su origen modesto.

Relato de forma autobiográfica

La novela picaresca se narra de manera autobiográfica ya que el protagonista cuenta en primera persona sus vivencias desde el comienzo, por lo que se llega a la conclusión de que el pícaro aparece de dos formas distintas, una como personaje principal de la novela y otra como el autor de la misma. En el segundo caso es normal que el autor relate en presente situaciones que sucedieron en el pasado con lo que el final ya lo conoce de sobra, por lo que el pícaro da su versión personal de todo lo sucedido.

Carácter satírico y crítica social

Tiene un carácter satírico porque el protagonista siempre está sometido a las ordenes de sus amos con lo que narra la actitud que tienen estas personas como los nobles y los clérigos que son envidiosos, malignos y ambiciosos. Esto lo hace desde un punto de vista crítico ya que quiere demostrar los comportamientos sociales de aquella época, eso si, sin englobar a todo el mundo.

Carácter moralizante

Se narran una cantidad de desventuras que están fundamentadas en la predicación religiosa que es la que destacaba en aquellos momentos. Además se ejercen sanciones a los individuos que quebrantan la voluntad divina, social o cultural, y el protagonista representa esa conducta por la que finalmente obtiene un castigo.

Estructura abierta

El pícaro tiene el objetivo de mejorar su situación en la vida pero realmente fracasa o como mucho logra un estado de felicidad y tranquilidad, y para lograr eso cuenta distintas aventuras que se pueden leer de manera separada siendo el conector el protagonista. Esto hace que las novela se pueda alargar y acortar, y el final es abierto con lo que el lector puede imaginarse lo que quiera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *