Características del oscurantismo

El oscurantismo se define como la oposición al desarrollo, la difusión y transmisión del avance y de la razón de los grupos populares, al cual también se le asigna la acción de proteger los ideales y los comportamientos irracionales e incoherentes. Es una ideología o doctrina que consigue su esplendor en la época de la Edad Media, es decir, la etapa que se sitúa entre el siglo V y el siglo XIV.

Un término contrario a la libertad y lo ligan con las normas religiosas, ya que algunos cronistas opinan que la iglesia sugirió derogar y eliminar los pensamientos que no le ofrecían provecho alguno. Esto hizo que los habitantes se vieran privados a debatir sobre doctrina religiosa y acogió esas “verdades al descubierto” las cuales no aceptaban juicio alguno.

Se contrapone a lo que se conoce como iluminismo que resaltó por crear consciencia de la razón, que se encaminaría a la seguridad, libertad, honra, independización y felicidad del individuo. A continuación, se resaltan las distintas características del oscurantismo.

En la época del oscurantismo la Iglesia tenía el dominio total.

El conocimiento: dificultad y limitación

El lenguaje empleado en las obras escritas era mucho más enrevesado y complicado, además aquello que en el ámbito intelectual no se tenía por ningún interés era puro “disfraz”. El conocimiento era restringido, por un lado se dejaba en mano de las personas superiores o de la élite, y por otro lado se dejaba al pueblo en el absoluto desconocimiento e incultura.

La libertad de expresión: restricción

En un sentido limitativo, incorpora la prohibición del pensamiento disconforme, por eso los asuntos públicos y la moral privada no se hallaban libre a mesas redondas. Hay un ejemplo muy concreto que es el manejo gubernativo de la inquisición.

La literatura: religión y ética

En la literatura de la época medieval se representaba la vida muy oscura, por la inclinación moralizante y el choque de temas devotos. Era una buena forma de guiar a los individuos a través de las cosas positivas y negativas, ya que el carácter más destacado era dócil y manejable.

Las nuevas creaciones: universidades

En esa época la educación era para las clases superiores y se empezaron a crear nuevas universidades como la de Derecho, Medicina y Teología, pero el protagonismo creyente hallaba amparo en este tipo de centros ya que obedecían el prototipo de que Dios era el centro del universo.

La forma de vida: decadencia

La tierra era la que se llevaba la peor parte ya que hubo un tiempo de epidemias, y al no haber tácticas para prevenir, se expandían con mucha sencillez, el caso más conocido es el de la peste.

La etapa de oscurantismo originó los fundamentos para una labor aniquiladora que desgastaba mucho, cuyos requisitos no se discutían.

El eje principal: dogma

La corriente destacada del saber era la Biblia porque la religión era el centro del oscurantismo. El dogma constituyó una clasificación de procedencia divina que influía de una manera u otra en las clases que había en la sociedad. Dios era el centro de esa organización, el clero estaba en una posición aventajada, el señor feudal le seguía en la escala y el siervo era educado por el feudal.

Dejá un comentario