Características de la Revolución Francesa

¿Que es la revolución francesa? Se define como una lucha social y política del siglo XVIII que se instaló en el país francés, el cual causó la absolución de la monarquía absoluta y que terminó al final de la Edad Moderna. Una insurreción que simbolizó la victoria de la ciudadanía menesteriosa y avasallada, la cual estaba agotada de las injusticias que se cometían al obtener sólo la nobleza feudal y el Estado todos los beneficios.

Las causas que promovieron la revolución francesa fueron la existencia de la burguesía con poder económico y político, la monarquía como un organismo privado y estricto, y la repercusión de la crisis económica en la clase más popular, quienes estaban disconformes con lo sucedido.

Una situación que dió como resultado la destitución del rey Luis XVI, un hecho muy importante en Francia y por eso a continuación se van a dar a conocer las características de la revolución francesa.

La revolución francesa como la demolición del Antiguo Régimen dirigido por la monarquía absoluta

La división de la sociedad

  • Iglesia: Los campesinos les entregaban la contribución de la cosecha, además eran los únicos que podían encomiar el nacimiento, la boda y el certificado de fallecimiento.
  • Nobleza: Algunas de las tierras eran de ellos, no tenían que pagar ciertos impuestos y trabajaban en cargos públicos.
  • Población diversa: Por un lado se encontraba la burguesía que eran personas financieras y por otro lado la gente obrera como campesinos o comerciantes quienes no tenían derechos, tenían que pagar impuestos y los trabajos más duros eran asignados para ellos.

El sistema económico

Los privilegios que tenían los del ejército y los señoriales se pagaban mediante el aprovechamiento de los labradores quienes no hacían más que trabajar, motivo por el que esta clase social empezó a molestarse. A finales del siglo XVIII, concretamente en 1790, se suprimió el poder de la Iglesia para aplicar impuestos en el sector agrario.

El sistema político

El absolutismo se resquebrajó al ser una forma de gobernar en la que el rey era quien tenía el poder absoluto sin ninguna limitación ya que por encima de el no había nadie. Al surgir la revolución en Francia este tipo de gobierno se eliminó y se crearon otras formas en las cuales el gobernante no tenía todo el poder si no que la burguesía y las masas populares obtuvieron mucha fuerza política.

Las revueltas populares y locales

El 14 de julio de 1789 los ciudadanos parisinos salieron para reivindicar el apoyo a la Asamblea Nacional ya que había ciertas suposiciones de que el rey Luis XVI había pretendido disolverlo.

Por eso decidieron apropiarse de la Bastilla que era una fortaleza que controlaba a los barrios más humildes, un icono del mando de la monarquía. A partir de esa fecha, en otras ciudades y pueblos de Francia se extendió la sublevación, originando gobiernos locales que estaban bajo el mando de la Asamblea Nacional.

Primera república francesa

Tres años después del inicio de la revolución, la lucha por intentar suprimir la monarquía absoluta dio sus frutos y entonces se fundó el parlamento llamado Convención que hizo que se creara la República.