Características del socialismo

¿Qué es el socialismo? Es una ideología económica, política y social que necesita que el capital, los trabajos y los derechos de toda la colectividad se dividan de manera equitativa entre los individuos. De esa forma todos consiguen tener un nivel similar, sin la existencia de una clasificación de la sociedad, y así se elude la exclusión y el clasicismo.

El representante de esta doctrina ideológica es Karl Marx que trabajó junto a Engels, quienes pensaban que si había una diferencia de clases donde existían individuos superiores e inferiores y eso conllevaba a que estos últimos se vieran apartados. Por ello, plantearon la lucha de clases y una acción sublevada como la única forma de conseguir llegar al poder.

Se afianzó en la etapa posterior a la Edad Moderna, es decir, en el periodo histórico contemporáneo. A posteriori, se van a explicar las características más llamativas del socialismo.

El socialismo es un sistema que lucha por la igualdad social

La progresión a través de la igualdad

Una de las características es que el socialismo está ligado con la igualdad, ya que piensan que si se introduce una semejanza en los vínculos económicos, se puede progresar en la disposición de las clases de trabajo y obtener una igualdad de oportunidades.

Sin diferencia de clases

Constituir una sociedad en la que no haya diferencia de clases, teniendo en cuenta que los medios de producción son posesión del gobierno, y a la hora de la verdad puede aparecer un lugar en el que los del Estado vivan con más derechos. Entonces la actividad está vigilada y regularizada y no tienen una libertad sin limitaciones, con lo que están de forma tenaz bajo el cómputo y la observación del gobierno.

El precio de los productos

El proceso mediante el cual se fija el precio de los productos y de los servicios no funciona de forma completamente libre, sino que está sujeto al control y a la regulación de una autoridad, la cual se encarga de su planificación y ejecución. Algunos precios administrados son fijados por la propia autoridad, mientras los precios de mercado son aquellos por los que se venden los bienes y servicios de consumo.

Las necesidades esenciales

Hay individuos que gracias al socialismo están protegidos por la seguridad social, entonces las necesidades esenciales se proveen y así se ofrece una preferencia a las clases más desfavorecidas.

Esto hace que toda la comunidad piense que el gobierno es una especie de “ángel caído del cielo” y sin el cual sería inviable subsistir, habiéndose creado a lo largo de toda la humanidad gobiernos que eran autoritarios.

El socialismo y el capitalismo enfrentados

El capitalismo estaba instaurado cuando surgió el socialismo como contestación a la diferencia social, con lo que es todo lo contrario al amontonamiento y la rivalidad de los bienes. La mayor diferencia es que el capitalismo destaca porque se ejerce una labor por el interés particular y el socialismo destaca porque primero hay que mirar por todos y luego por uno mismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *