Características de la Teoría de Piaget

Jean William Fritz Piaget es uno de los filósofos, biólogos y psicólogos constructivistas más destacados de la historia, ya que gracias a él se han descubierto muchas cosas por medio de la psicología del desarrollo, que estudia los cambios conductuales y psicológicos de las personas. Se centró en mostrar cuáles eran las etapas del desarrollo cognitivo por el que pasan todos los humanos a medida que van creciendo.

Entonces creó la Teoría del Desarrollo Cognitivo o más conocida como la Teoría de Piaget, que se basa en explicar los mecanismos que llevan al individuo a razonar haciendo uso de la hipótesis.

A continuación explicamos cuáles son las características de la Teoría de Piaget.

La Teoría de Piaget trata sobre el desarrollo de la inteligencia humana

Inteligencia dinámica

La inteligencia es dinámica y se amolda perfectamente al periodo por el que va pasando cada sujeto. Él manifiesta que hay dos tipos de inteligencia:

  • Operativa: Aspecto activo que se encarga de anticipar situaciones y reponerse de diferentes modificaciones en la realidad.
  • Figurativa: Aspecto estático que se centra en representar la realidad en la mente del individuo, es decir, las tareas de observación e imitación.

Aprendizaje y adquisición de conocimientos

Por un lado, se encuentra la asimilación, es decir, un método que coteja conocimientos nuevos e inéditos con el bagaje de los conocimientos que ya se han aprendido anteriormente. Esta es una forma muy interesante para poder captar experiencias totalmente nuevas y así integrarlas.

Por otro lado, se encuentra la acomodación, es decir, la capacidad de replantear ciertos esquemas mentales (el armazón de acciones que el ser humano puede reproducir activamente en la realidad) que se han conseguido gracias a las experiencias o conocimientos nuevos, ya que no se pueden volver a interpretar.

Los 4 estadios del desarrollo cognitivo

Según Jean Piaget, el desarrollo cognitivo de los más pequeños se va desarrollando gracia a los 4 estadios, que a su vez están marcados por la forma en la que conciben el mundo. Según este investigador, los niños son como pequeños científicos que tienen la necesidad de explorar y analizar todas las cosas para darle sentido al mundo que les rodea.

Él se dedicó a observar y analizar el desarrollo cognitivo de sus propios hijos y, gracias a ello, manifestó unas etapas muy diferenciadas entre sí.

  • Sensorio-motora: Es la que sucede entre el nacimiento y la aparición de un lenguaje que se articula en frases simples.
  • Pre-operacional: Son capaces de ponerse en la piel del otro, además de hacer juegos de rol.
  • Operaciones concretas: Comienzan a utilizar la lógica para conseguir llegar a sacar una conclusión.
  • Operaciones formales: Son capaces de lograr sacar una conclusión, en este caso, abstracta.

Numerosos experimentos

Piaget se centró en los múltiples experimentos para saber si las elucubraciones y teorías planteadas eran correctas, eso sí, analizando cuál era el pensamiento operativo formal.

Para calcular cuáles eran las capacidades cognitivas de los niños a diferentes edades, el científico usó un sistema de pesos y una escala, siempre obligándoles a luchar con el concepto del equilibrio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *