Características de las algas

¿Qué son las algas? Son organismos vivos ubicados debajo del territorio marítimo y formados por células eucariotas que, gracias a poseer mitocondrias, tienen la oportunidad de realizar el proceso de respiración celular. Se caracterizan por ser las plantas más abundantes en el planeta Tierra y por encargarse de retener la energía solar para transformarla en oxígeno.

Respecto a la morfología, es importante resaltar los flagelos, ya que son quienes les permiten moverse, además no tienen un cuerpo diferenciado en eje caulinar (tallo), folioso, (hojas) y radicular (raíz) al estar ausente el tejido vascular.

Si quieres informarte aún más acerca de las algas, no dudes en seguir leyendo este artículo.

Las algas son organismos con capacidad de realizar la fotosíntesis oxigénica

Características generales

  • Son fotoautótrofas, es decir, usan la luz como fuente de energía y el CO2 como fuente principal de carbono.
  • Muchas de ellas tienen pared celular, la cual conserva a su vez silico, es decir, una proteína.
  • La mayoría habitan en el mar, mientras que las restantes lo hacen en las rocas, las plantas y algunos animales.
  • Varían en los colores: verdes, rojas, cafés y amarillas,
  • Poseen clorofila en su interior, lo que les brinda la oportunidad de elaborar su propio alimento mediante la fotosíntesis.

Son unicelulares o pluricelulares

Por un lado, las algas unicelulares son las que habitan en el mar, fundamentalmente de agua dulce, además de ser microscópicas. Por otro lado, las algas pluricelulares son las que se encuentran fuera y dentro del mar, aunque también resaltan por formar tejidos con filamentos que les proporcionan una apariencia de árboles pequeños.

Son planctónicas o bentónicas

Por un lado, las algas planctónicas son las que se caracterizan por vivir libremente en el agua e ir moviéndose dependiendo la corriente marina. Por otro lado, las algas bentónicas no tienen movilidad alguna, entonces viven en el fondo del mar o en las raíces de ciertos crustáceos.

También cabe decir que algunas algas se caracterizan por vivir fuera del mar, más bien en la tierra, la nieve o el suelo junto con otros vegetales.

No son embriófitas

Las algas no se crean mediante un embrión, más bien surgen a partir de la fragmentación o escisión, es decir, un método de reproducción asexual vegetal que se fragmenta en dos o más organismos, los cuales tienen la capacidad de reconstruir un individuo por completo.

De todas formas, hay alguna que otra excepción, ya que algunas algas realizan la reproducción sexual, la cual produce recombinación y variabilidad genética mediante el proceso de la meiosis.

Poseen un gran valor alimenticio

Las algas se han considerado alimentos de gran valor alimenticio desde épocas remotas. Un ejemplo claro es Oriente, más concretamente, China y Japón, donde elaboran el sushi gracias a una alga conocida como Nori.

Fuente de sustancias de interés industrial

Gracias a las algas, la industria ha podido elaborar distintas sustancias, véase el carragenano, el agar-agar, la espirulina o el alginato. Las mencionadas son las que abastecen industrias como la cosmética, la química y la alimenticia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *