Características de los artrópodos

¿Qué son los artrópodos? Son un grupo de animales invertebrados con simetría bilateral, esqueleto externo, cuerpo segmentado y patas articuladas, colocándose en el primer puesto de los más numerosos del planeta Tierra. Estos animales que aparecieron hace 570 millones de años y que han evolucionado tanto resaltan por ser capaces de amoldarse a cualquier medio ambiente.

Cabe destacar que, hoy en día, existen más de 1.200.000 especies de artrópodos, esto quiere decir que representan el 80% de las especies de animales, teniendo en cuenta que los insectos son los que más abundan en el planeta.

Si quieres conocer las características de los artrópodos, no te detengas aquí.

Los artrópodos conforman el filo más numeroso y diverso del reino animal

Segmentación del cuerpo

Una de sus características principales es la segmentación del cuerpo que para crecer experimentan mudas y, en ocasiones, cambios de forma (metamorfosis). De todas maneras hay un fenómeno llamado tagmatización, es decir, el cuerpo se fragmenta en 2 o 3 partes, y cada una de ellas se especializa en una función diferente a las demás.

Reproducción sexual

Casi todos los artrópodos se reproducen sexualmente y la fecundación es inerte. Los machos dejan el líquido seminal en el interior de la hembra, aunque hay alguna excepción, ya que los arácnidos dejan el líquido frente a la hembra para que ella lo recoja y se lo introduzca en la abertura vaginal.

La mayoría de estos invertebrados son ovíparos, es decir, presentan una modalidad de reproducción que incluye el depósito de huevos en el medio externo. También hay excepciones, ya que los escorpiones son vivíparos, es decir, los embriones se desarrollan dentro del vientre de la madre.

Hábitat muy variable

El hábitat de los artrópodos es muy variable, ya que hay multitud de especies y cada una con sus particularidades. En el caso de los crustáceos, estos viven en el mar, ya sea de agua dulce o salada, y son los únicos que no son capaces de vivir fuera de él. Mientras que los arácnidos, insectos y miriápodos son capaces de amoldarse a múltiples hábitats como los prados, las montañas, los desiertos y los bosques.

Alimentación según especies

  • Miriápodos: son carnívoros al alimentarse de insectos.
  • Arácnidos: son carnívoros al comer reptiles y anfibios, y también hematófagos al chupar la sangre de pulgas y garrapatas.
  • Crustáceos: son carroñeros al ingerir materia orgánica en descomposición, aunque también se alimentan de algas y otros vegetales.
  • Insectos: son herbívoros al comer hojas y tallos, y también carroñeros y hematófagos.

Visión privilegiada

Los artrópodos pueden tener unas cavidades esféricas con una visión muy limitada o unos ojos formados por omatidios dispuestos radialmente, lo que les brinda la oportunidad de tener una visión privilegiada.

A diferencia de otros animales, estos son capaces de ver espectros de luz ultravioleta, además de diferenciar muy bien los colores. Un ejemplo son los crustáceos, quienes diferencian 13 pigmentos distintos de cada color.

Percepción mediante sensilias

Los artrópodos poseen sensilias, es decir, unidades sensoriales básicas que están muy desarrolladas y diversificadas.

Las sensilias les brindan la oportunidad de percibir todo lo que gira a su alrededor de forma inmediata, teniendo como objetivo captar estímulos exteriores e interiores. Además, es importante saber que han contribuido decisivamente en su éxito evolutivo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *