Características de un buen ciudadano

La convivencia en la sociedad es algo fundamental y que se tiene que ir creando poco a poco por todos los ciudadanos, además la condición de buen ciudadano viene dada por los comportamientos de las personas con su vínculo más cercano e incluso con el mundo en general. Hay que destacar el poder de actuación con educación y respeto, la participación en la toma de decisiones, la ayuda en el medio ambiente, etc.

Adquirir estos valores es muy importante y se tiene que instruir desde que el niño es pequeño, ya sea por la familia o los educadores que hay en el colegio, por eso en algunos países hay una asignatura llamada formación ética y ciudadana que sirve para aprender a tener une buena convivencia.

A continuación se muestran cuáles son las características más destacadas de un buen ciudadano.

Ser un buen ciudadano es fundamental para generar una buena convivencia en la sociedad

Estar informado y participar

Un buen ciudadano está informado sobre lo que pasa en el planeta y cuáles son los eventos actuales, ya sean en el ámbito social, económico, político o cultural. Además debe participar en lo que sea ya que algunas decisiones se toman a través de los colectivos de ciudadanos, como es el caso de la elección del presidente.

Cuidar el medio ambiente

Es muy importante cuidar el medio ambiente porque sino el planeta poco a poco se va desgastando y no habrá un lugar donde vivir. Hay muchas formas de cuidar la naturaleza, por ejemplo, no cortar árboles, reciclar o no utilizar tanto vehículo ya que el dióxido de carbono contamina. También se es un buen ciudadano al consumir menos energía o ahorrar agua en el hogar o la oficina, al prestar un buen tratamiento de residuos, etc.

Rechazar la violencia

Todas y cada una de las acciones de un buen ciudadano se desarrollan en un marco pacífico y tranquilo, básicamente se participa en la comunidad y se exigen ciertos cambios a los organismos importantes sin utilizar la violencia. También es fundamental rechazar la violencia física y psicológica que ejercen otras personas y si es necesario se debe denunciar como tal para ayudar a las víctimas.

Respeto a los valores cívicos

Un buen ciudadano se caracteriza por respetar los valores cívicos ya que una sana convivencia comienza cuando uno respeta a los de su alrededor y a partir de ahí a todos los demás seres humanos. Si no haces mucho ruido a altas horas de la noche, si hablas con educación a tus vecinos, si respetas el pensamiento de los demás y si evitas ofender a otras personas por ser distintas, eres un buen ciudadano.

Derechos y obligaciones

Por último, un buen ciudadano tiene bien claro cuáles son sus derechos pero también sus obligaciones y las tiene que cumplir de manera respetuosa.

Está muy bien pedir ciertos derechos pero hay que esforzarse porque sino se refleja una actitud muy hipócrita y eso no es ser buen ciudadano, entonces hay que cumplir con las obligaciones éticas y legales para conseguir que los demás observen el ejemplo a seguir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *