Características del clima árido

El clima árido, también conocido como clima desértico, es un subtipo del clima seco y se caracteriza por existir en aquellas zonas del planeta Tierra en las que las precipitaciones anuales no alcanzan los 300 mm, la temperatura media anual es aproximadamente de 18°C y el suelo es arenoso, salino o rocoso con escasa vegetación y fauna. Para ser más específicos, este medio natural árido se encuentra en las proximidades de los trópicos del hemisferio sur y del hemisferio norte, concretamente entre los 15 y 35 grados de latitud.

Este tipo de clima se puede clasificar en 2:

  • Desierto frío:  la temperatura puede llegar a pasar por debajo de los 0º, teniendo como ejemplos el desierto de Gobi y el de Takla Makan.
  • Desierto cálido: la temperatura ronda en los 50º y puede llegar a alcanzar hasta los 60º, teniendo como ejemplos el Sahara y el desierto australiano.

Si quieres obtener más información acerca del clima árido o desértico, no dudes en seguir leyendo este artículo.

El clima árido se caracteriza por ser muy caluroso y seco

Grandes variaciones de temperatura

Al no existir prácticamente precipitaciones y la humedad ser muy baja es normal que haya diferencia en la temperatura entre el día y la noche, incluso puede haber una variación de 20ºC. Durante el día ronda los 50ºC mientras que por la noche puede descender por debajo de -10ºC.

Tipo de población

En las regiones con este tipo de clima no es habitual que haya muchos habitantes de forma duradera, sobre todo por la escasez de lluvia. De todas formas, sí que existen algunas zonas en las que hay gente constantemente, por ejemplo, los bosquimanos (que habitan el Kalahari en Namibia, África) y los tuareg (en el Sáhara al norte de dicho continente).

Vegetación escasa

La vegetación es bastante escasa a causa de las pocas precipitaciones, pero de todos modos es habitual encontrarse arbustos aislados, matorrales y plantas espinosas. Hay una especie llamada Saguaro, es decir, una de las especies de mayor altura media entre las cactáceas que sí que aguanta bien este clima al guardar en sus tallos y raíces el agua necesaria para sobrevivir.

Fauna escasa y poco variada

La fauna en el clima árido también es escasa y poco variada, teniendo en cuenta que los más destacados son los reptiles, por ejemplo, serpientes y lagartos. También hay insectos como escarabajos y hormigas, aves rapaces y mamíferos como camellos, chacales y dromedarios.

Mucha sequedad

En las zonas donde hay clima desértico se encuentra mucha sequedad a causa de un suelo muy seco por la falta de agua y por el aire seco.

La mayoría de las zonas desérticas tienen un porcentaje de evaporación mayor al de las precipitaciones, lo que conlleva a que haya una pérdida continua de la humedad.

Agricultura y ganadería

La agricultura y la ganadería se pueden llevar a cabo gracias a algunas técnicas como la captación de agua, el perímetro de riego y las presas. Respecto a la ganadería, cabe decir que la más habitual para la explotación es la de las ovejas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *