Características del control de gestión

Se denomina control de gestión al proceso de administración que cumple la función de evaluar el grado de realización de las finalidades organizacionales ordenadas por la dirección. Por lo tanto, en este proceso se deben responder a ciertas preguntas:

  • ¿Hacia donde se dirige?
  • ¿Como va la empresa?
  • ¿Está en el camino adecuado?

La concepción clásica del control de gestión incluye únicamente el control operativo y lo desarrolla mediante un sistema de información vinculado con la contabilidad de costo. Respecto a la concepción moderna, esta comprenda la planificación, la orientación estratégica y la interacción.

¿Quieres saber cuáles son las características del control de gestión? No dudes en seguir leyendo este artículo.

El control de gestión sirve para evaluar el grado de cumplimiento de los objetivos

Control de gestión: flexibilidad

Lo mejor es que sea flexible, ya que actualmente es necesario saber adaptarse a las modificaciones que surgen en el mercado, además de a factores externos que le influyen. Para esto es necesario tomar decisiones de forma rápida acorde a los cambios.

Control de gestión: elemento comunicador

La comunicación que surge en la empresa debe ser bidireccional, es decir, los jefes deben manifestar las estrategias a los empleados y éstos deben mostrarles los deberes que realizan para saber si están cumpliendo los objetivos.

Control de gestión: concreción

No por tener más información se puede lograr un resultado mejor, lo importante es que haya un control de la gestión fundamentado en unas pocas variables muy valiosas, lo que va a marcar el desarrollo de la organización.

Control de gestión: planificación

Una compañía debe trabajar en equipo para determinar cuáles son los objetivos principales y así realizar una planificación concreta, minuciosa y clara. Para que esto suceda, los empleados tienen que tener toda la información sobre las campañas y los programas.

Control de gestión: organización

Para controlar la gestión es imprescindible que haya una correcta organización y, para conseguirlo, una de las salidas que más resultados da es la división en distintas unidades directivas, comprendidas por trabajadores y ejecutivos. Cada unidad tiene unas finalidades que cumplir y normalmente están relacionadas con la principal.

El criterio de eficiencia

Este tipo de criterio se valora dependiendo la cantidad de recursos que destina la empresa para el uso de una tarea en concreto vinculada con los verdaderos recursos o los utilizados.

El criterio de la eficacia

Este tipo de criterio se basa en exponer el impacto que tiene un servicio o un producto, más específicamente, hace ver que el producto tiene que ser perfecto respecto a la cantidad y la calidad, con el fin de poder satisfacer al potencial cliente.

Control de gestión: competitividad

La competitividad es muy importante en todas las empresas para poder diferenciarse de las demás y que los clientes decidan comprar sus servicios y sus productos.

Para que esto pase es necesario hacer un análisis al detalle del competidor.

  • Competencia directa: posee un producto o servicio con unas características muy parecidas al que tiene la otra empresa.
  • Competencia indirecta: no posee un producto o servicio parecido, simplemente en alguna característica consigue sustituirlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *