Características de mal jefe

El jefe es una persona que está en el punto más álgido en la relación de mando-obediencia en una organización, por lo que es normal que tenga el poder de tomar las decisiones. Se centra en mandar que hacer a sus subordinados y tiene que controlar que se cumpla una buena disciplina para que los objetivos a alcanzar se consigan y obtener los beneficios necesarios.

Lo que ocurre en ocasiones es que ese jefe es rígido, no inspira confianza, no proyecta a futuro, no se atreve a realizar modificaciones, elude las decisiones más complicadas que debe tomar, no se involucra de forma personal y profesional con los empleados de la empresa y no acepta que haya errores.

Por lo tanto, un mal jefe tiene unas características específicas que se muestran a continuación de forma concreta.

Un mal jefe es aquella persona que no se preocupa por el bienestar de sus empleados

Característica 1: altivo e insolente

El jefe es una persona muy soberbia que va siempre con aires de superioridad, esto ocurre porque tiene pánico a que no le traten como una autoridad y perder el respeto de sus empleados. Entonces tiene la necesidad de guardar todo el rencor respecto a su equipo de trabajo y no permite que ninguno de ellos cometa el mínimo error.

Característica 2: controlador

Se define un mal jefe a aquel que es controlador y que no es capaz de encargar nada importante a sus trabajadores ya que no tiene la confianza necesaria para realizar dicha acción. Esto genera un ambiente de trabajo hostil al sentirse vigilados constantemente con lo que reduce la creatividad de los demás al no tener un margen para poder experimentar y dejar volar la imaginación.

Característica 3: todo mediante la imposición

¿Porque lo digo yo? Sí, un mal jefe es así, por lo tanto ordena realizar las distintas actividades de la empresa mediante la imposición, incluso cuando no tiene la razón y eso pueda repercutir en los resultados ya que no hay un buen trabajo en equipo.

Característica 4: mal planificador

Un jefe tiene que saber cómo dirigir a un equipo y hacia donde va lo que están realizando pero un mal jefe lo que hace es tomar decisiones a la ligera e ir improvisando lo máximo posible. Esto conlleva a situaciones funestas por lo que si no hace un plan de acción adecuado los trabajadores van a estar preguntándole todo y será más estresante.

Característica 5: rivalidad y discordia

Un equipo de trabajo que está bien formado no puede comenzar a competir para ver quien es mejor ya que se fomentan unos sentimientos que atentan contra la armonía.

Un jefe debe mediar en esa situación y tiene que motivarlos a que todos formen un equipo y nadie es más que nadie, pero un mal jefe lo que hace es aumentar ese vinculo de discordia ya que piensa que si se unen pueden ir contra el.

Característica 6:  no reconoce el trabajo bien hecho

Otra de las formas de identificar a un mal jefe es no reconociendo el trabajo cuando alguien lo hace bien pero sin embargo a la hora de algún fallo siempre echa la culpa a sus trabajadores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *