Características de mito y leyenda

La humanidad, desde épocas muy tempranas, ha tenido la necesidad de ir contando historias para un mayor entretenimiento y conocimiento del mundo, e incluso, para explicar ciertos fenómenos que aún no tenían explicación. Algunos de ellos son los mitos y las leyendas, que son fundamentales para la transmisión cultural de una generación a otra con el objetivo de formar imaginarios de las diferentes sociedades complejas.

A continuación te mostramos las definiciones:

  • Mito: un relato que se refiere a unos acontecimientos prodigiosos para explicar determinados hechos o fenómenos.
  • Leyenda: un relato que cuenta un hecho real o fabuloso encuadrado en cierto momento histórico.

No dudes en seguir leyendo para conocer las características del mito y la leyenda.

La humanidad ha necesitado contarse historias a sí misma

Características generales

Mito

  • Se pasa de una generación a otra de forma oral.
  • Se sitúa en un contexto fundacional, por lo que el tiempo es anterior a la existencia humana.
  • Posee una carga religiosa al adorar a ciertos dioses.
  • Son fruto de la imaginación y la creatividad.

Leyenda

  • Explica aquel suceso que es complicado de entender por parte de una civilización.
  • Está situado en un espacio y tiempo fácilmente reconocible.
  • La acción sucede alrededor de un personaje o un evento.

Religioso o popular

En el caso del mito, este se caracteriza por ser un relato religioso que se centra en explicar cómo es el mundo real, pero desde un punto de vista imaginario y creativo. Mientras, la leyenda se caracteriza por surgir a través de un suceso que posiblemente sea real y que con el paso del tiempo tiene un contenido simbólico y popular.

Personaje con nombre propio o anónimo

El personaje del mito siempre está bien definido y tiene nombre propio, además se suele conocer su lugar de origen, antecesores y muerte de los más allegados. A su vez suele tener asignado ciertos rasgos culturales que se consideran muy valiosos para comprender el relato. Si nos detenemos en la leyenda, el personaje no suele estar bien definido y no posee un nombre como tal, más bien es anónimo o tiene algún apodo.

Explicar la realidad o fomentar un valor

En lo que respecta al mito, este se considera una forma de explicar de manera entretenida y mística la realidad que se vivió o se está viviendo. Además, es muy importante comprender el motivo que llevó a dicha situación, por lo que conocer el origen de las cosas es fundamental. El objetivo de la leyenda es otro distinto al pretender enseñar, fomentar o enriquecer un valor, un suceso o un personaje, por lo que se centra en algo más educativo.

Fuera de lo real o situado en un espacio/tiempo

El mito está situado en un espacio/tiempo que se encuentra fuera de lo que se considera el mundo real, por lo que las personas no lo reconocen.

En el caso de la leyenda, sucede todo lo contrario al situarlo en un contexto temporal y espacial, que normalmente suele ser una época histórica en un territorio conocido y con una civilización también conocida. Es cierto que, a su vez, puede ser imaginario, pero siempre contextualizado en una parte del mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *