Características del dióxido de carbono

El dióxido de carbono fue identificado por primera vez en 1750 gracias a Joseph Black y se trata de un compuesto químico incoloro e inodoro vital para la vida en el planeta Tierra que tiene como fórmula química el CO2, es decir, un compuesto por un átomo de carbono y dos de oxígeno en enlaces covalentes. Este tipo de gas se encuentra en distintos compuestos orgánicos como pueden ser los hidrocarburos o el aire que inhalan todos y cada uno de los seres vivos aerobios.

Como ya hemos mencionado, el dióxido de carbono se encuentra en el planeta, pero también puede hallarse fuera de ella, concretamente en la atmósfera del planeta de Venus y de Marte, es decir, cuerpos celestes sólidos que están compuestos de dicho gas incoloro en un 95%.

Si quieres saber más acerca de las características del dióxido de carbono no te detengas aquí.

Realmente el CO2 forma parte de la naturaleza

Características generales

  • El gas es incoloro e inodoro si está a temperatura ambiente, mientras que si la temperatura es inferior a 79ºC se solidifica y si sobrepasa los 2000ºC se descompone.
  • Si se verte en el agua es soluble.
  • La densidad es de 1,5 g/cm(una vez y media la del aire).
  • Se forma gracias a procesos como la reacción con medios ácidos, la fermentación la respiración y la combustión.
  • Las plantas lo necesitan para realizar la fotosíntesis y los humanos la necesitan para la respiración.
  • Es un bueno en aplicaciones de refrigeración industrial y comercial.
  • No conduce la electricidad ni arde con facilidad.

Fuentes emisoras

Hay varias fuentes de emisión de CO2:

  • La más destacada de todas es la combustión de la materia orgánica, la cual se centra en quemar aceite, combustibles fósiles y madera.
  • Los humanos realizan ciertas actividades, siendo la industria la que más dióxido de carbono emite.
  • El proceso en el que se forman el alcohol y el ácido orgánicos a partir de los azúcares mediante los fermentos.
  • Las emanaciones de lava, ceniza y gases tóxicos a través de los volcanes, las deforestaciones y las quemas.

Baja reactividad

El dióxido de carbono posee baja reactividad, lo que conlleva a que se pueda utilizar en los extintores de fuego de los domicilios. Cabe mencionar que es gaseoso, lo que permite introducirlo en el matafuegos y no necesita ningún método más para su uso, además no conduce electricidad y eso ayuda a que en el incendio no haya ninguna carga eléctrica.

Principal responsable del efecto invernadero

En abril de 2020 la concentración media de CO2 en la atmósfera fue de 416,21 ppm, la más alta desde 1958, lo que demuestra que ha aumentando de forma preocupante durante este último siglo.

Esto está vinculado con el incremento considerable de la temperatura del planeta Tierra y con una variedad de daños concomitantes, por ejemplo, la fusión de la capa de hielo y la modificación de la flora y la fauna. Cabe señalar que el dióxido de carbono captura el conjunto de radiaciones electromagnéticas emitidas por el Sol similar al vidrio de un invernadero y el calentamiento global generado de esta forma se conoce como el efecto invernadero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *