Característica del empowerment

¿Qué es el empowerment? Se define como una herramienta estratégica que sirve para encargar, ceder y transmitir poder, autonomía y compromiso a los empleados o equipos de trabajo que conforman una empresa para que sean capaz de tomar decisiones para resolver problemas. También es importante crear un buen ambiente para que los trabajadores se sientan cómodos y sean eficaces.

Esto produce una implicación para lograr los objetivos de la empresa desde el punto de vista del deber y el autocontrol, además algunos de los jefes se sienten seguros de delegar tareas en empleados con menos rango.

A continuación se muestran las características del empowerment.

El empowerment se basa en dar una mayor autoridad a los empleados

Características generales del empowerment

  • El trabajador tiene mucha responsabilidad ya que el jefe se lo ha cedido.
  • El puesto genera un valor gracias al empleado que lo ocupa.
  • El trabajador tiene el poder de saber de qué forma se realizan las tareas.
  • El trabajador tiene todo el control sobre la tarea y su aporte es significativo.
  • La tarea del empleado es sinónimo de reto y no de carga.
  • El empleado tiene el permiso de actuar en nombre de la organización.
  • La toma de decisiones puede darlas el empleado al igual que el jefe.
  • Todos y cada uno de los trabajadores tiene la oportunidad de ser escuchado.
  • Promueve la creatividad y la innovación.
  • El puesto de trabajo es mucho más enriquecedor.
  • El trabajador tiene en cuenta su tarea y también las de la empresa en general.
  • El empleado se dedica a solucionar problemas y no solo a dar órdenes.
  • El equipo de trabajo mejora la performance cuando logra buenos niveles de productividad y las tomas de decisiones son correctas.
  • Autodisciplina y compromiso son dos de las características fundamentales.

Formas de delegar

La idea de dar a un empleado ciertas tareas aparece en el ambiente laboral para eludir ciertas labores urgentes o del día a día y así tener el poder de realizar las más importantes. Esto se basa en comprender que un equipo de trabajo más minoritario que el resto es capaz de encargarse de ciertas labores. Por lo tanto, el empowerment se centra en distribuir la toma de decisiones en todas las jerarquías de la organización.

Estructura plana

El empowerment hace que la distribución jerárquica de la empresa se rompa y resalte la distribución equitativa. Las relaciones son horizontales, por lo tanto, las responsabilidades que se otorgan a los empleados se distinguen por la función que realizan y no por el poder que tiene cada uno en la conocida pirámide.

Confianza: condición indispensable

El empowerment destaca que una de las condiciones indispensables es la confianza ya que de esta forma el jefe es capaz de delegar ciertas tareas en todos los integrantes de la empresa.

El trabajador se percata de lo sucedido y de ese voto de confianza que conlleva a sentirse valorado por sus capacidades y habilidades. Además, el empleado tiene la posibilidad de manejar cómo es la calidad del producto final y de conocer la situación de la empresa en ese momento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *