Características del naturalismo

El naturalismo surgió en el país francés gracias a una profundización o radicalización del realismo literario de autores como Stendhal, Balzac y Flaubert, destacando el carácter metódico determinista al olvidarse de las emociones y centrarse en el comportamiento. Émile Zola, considerado el padre y el mayor representante del naturalismo, comenta del naturalismo: “No solo como un movimiento literario, sino como una nueva forma de concebir al hombre y estudiar su comportamiento”.

El movimiento se fue extendiendo poco a poco por distintos países del mundo:

  • España: Benito Pérez Galdós y “Clarín”.
  • Alemania: Theodor Fontane.
  • Estados Unidos: Frank Norris.
  • Rusia: Tolstói y  Máximo Gorki.

¿Quieres conocer algunas de las características más destacadas del naturalismo? ¡Te animamos a que sigas leyendo este artículo!

El naturalismo tiene como objetivo explicar las actitudes del ser humano

Minuciosidad en las descripciones

El naturalismo se caracteriza por la minuciosidad en las descripciones, ya sea acerca del físico de los personajes como su su forma de pensar y actuar. También describen al máximo detalle el tiempo y el lugar en el que se ubican dichos personajes, por lo que se considera que la novela es el género que más influye.

Temáticas mórbidas o patológicas

La literatura naturalista usa temas con una referencia objetiva y real de la percepción del ser humano y de sus facetas más tristes. Por lo que podemos hacer mención a temas como la pobreza, la prostitución, el alcoholismo, la ignorancia y la mala sanidad que padecen las personas de la clase social más baja.

Los autores de esta corriente literaria hacen hincapié en el abrumador pesimismo en el destino del ser humano, brindando a su vez un estilo decadente de la sociedad. Para ello hace una apología de los instintos naturales, ya sean encomiables o patológicos y morbosos como la lujuria y la avaricia.

Clases sociales marginales como foco

Los escritores naturalistas no se ciñen a contar historias de la clase burguesa, más bien se centran en la nueva sociedad urbana considerada desfavorecida o marginada. La finalidad es mostrar su realidad y dar una explicación sobre el comienzo de dicho problema social.

Pretensión de imparcialidad

Los autores naturalistas se consideran objetivos, ya que tienen como finalidad reproducir la realidad con total imparcialidad y de forma rigurosa, por lo que suelen usar un tono impersonal. Generalmente plasman en sus obras las calamidades que sufren las personas en el día a día, por ejemplo, la corrupción, las enfermedades o las adicciones, siempre de forma documentada.

El movimiento realista tienda a analizar y plasmar la realidad como tal, mientras que el naturalismo va un paso más allá y se centra en fotografiar la miseria humana como tal.

Los autores se inspiran en lo que ven en el día a día y lo plasman con objetividad, por lo que se considera bastante duro. Por lo tanto, esto es influencia del espíritu científico que tienen los naturalistas y que tratan la creación de sus obras como una especie de laboratorio en el que hacer pruebas y experimentar lo máximo posible.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *